La Guardia Civil de Segovia investiga a dos personas por maltrato y abandono animal
Cyl dots mini

La Guardia Civil de Segovia investiga a dos personas por maltrato y abandono animal

Archivo.

Uno de ellos arrojó presuntamente cinco cachorros de perro al río y el otro regentaba una protectora de animales en pésimas condiciones.

Unidades del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia investigan a dos personas por maltrato y abandono animal.

 

Según un comunicado de la Subdelegación del Gobierno en Segovia recogido por Europa Press, a la primera de las personas se la investiga por un delito de maltrato animal y otro de abandono de animales, ocurridos a principios de este mes de junio en una pedanía de Santo Tomé del Puerto.

 

Los agentes, tras tener conocimiento de la aparición de dos cachorros a punto de ahogarse en el río Duratón, comenzaron una investigación.

 

Con ello se localizó en el lugar dos cachorros muertos, sospechando que fueron arrojados al río de forma intencionada para deshacerse de ellos. Se localizó en una población cercana al dueño de una perra recién parida, con un cachorro de las mismas características a los encontrados en el río.

 

El dueño reconoció que el can había tenido ocho perros y que había regalado otros dos, pero no pudo justificar la falta de los otros cinco cachorros.

 

Animales en pésimas condiciones

La investigación del segundo servicio de la Guardia Civil se remonta a finales del mes de enero de 2021, cuando se recibió un aviso sobre el estado lamentable en el que se encontraban unos perros en la antigua estación de ferrocarril de Turrubuelo.

 

Agentes del Seprona de la Comandancia de Segovia corroboraron que en la citada estación se ubicaba el domicilio social de una Asociación Protectora de Animales, con 15 perros en sus instalaciones en pésimas condiciones de salubridad.

 

Observaron numerosos excrementos y huesos, así como residuos de todo tipo, como cristales, tejas rotas o hierros que podrían causar lesiones a los animales.

 

Tras varias conversaciones con el presidente de la Asociación, que no se encontraba en el lugar, y constatar que los animales se encontraban en evidente estado de abandono, se instruyeron diligencias y se pusieron los hechos en conocimiento del Ayuntamiento de Boceguillas, que se hizo cargo de la alimentación y seguimiento del estado de los perros hasta la resolución judicial del caso.

 

Finalmente, el pasado día 8 de junio los animales fueron retirados del lugar por una empresa especializada en servicios de guardería para mascotas y criadero canino de la provincia de Valladolid para su posterior entrega en adopción a posibles interesados a través de protectoras de animales.

 

El presidente de la asociación protectora ha sido investigado como autor de un presunto delito de abandono de animales domésticos y se encuentra pendiente de procedimiento judicial.

Noticias relacionadas