La Guardia Civil de Segovia incorpora a 36 nuevos agentes a su plantilla
Cyl dots mini

La Guardia Civil de Segovia incorpora a 36 nuevos agentes a su plantilla

Con las nuevas incorporaciones la plantilla alcanza el 90% de cobertura.

La Guardia Civil de Segovia ha incorporado a 36 nuevos agentes a su plantilla, entre ellos se encuentran tres sargentos y 14 cabos, que se incorporan a distintos destinos, como Tráfico, USECIC (Unidad de Seguridad Ciudadana), Seprona o núcleo de Servicios. Con estas incorporaciones, aumenta el personal en siete unidades o puestos de Seguridad Ciudadana, que alcanza el 90 por ciento de su cobertura en la provincia.

 

La subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, recibió a los agentes en la Comandancia de la Guardia Civil, junto con el teniente coronel, José Luis Ramírez, donde aseguró que “estas incorporaciones vienen a reforzar la plantilla de la Guardia Civil en la provincia, lo que repercutirá en una mayor seguridad ciudadana, en la prevención de delitos y en su resolución”.

 

Martín valoró también “el excelente trabajo, el gran esfuerzo, el extraordinario compromiso y la enorme profesionalidad que nos demuestra la Guardia Civil cada día en su labor cotidiana”, siendo Segovia una de la provincias más seguras del país. La subdelegada pidió a los nuevos agentes que “continúen con el contacto continuo con los ciudadanos, para poder resolver sus problemas, con la inestimable colaboración con el resto de cuerpos y fuerzas de seguridad”.

 

Lirio Martín recordó que con los 33 puestos de las tres compañías de la Guardia Civil os encargáis de la seguridad de 208 municipios, en una extensión superior a los 6.700 kilómetros, en los que residen las dos terceras partes de los ciudadanos, unas 101.000 personas, en una provincia, caracterizada por el envejecimiento y la despoblación. “Vuestro papel fundamental tanto para la seguridad objetiva como subjetiva, una labor que, sin duda, desarrollaréis de una forma tan excelente como siempre la realiza la Benemérita”, concluyó la subdelegada.

 

Los agentes, de los que cuatro son mujeres, tienen una edad media de 34 años y proceden de distintos puntos del territorio español, como Castilla y León, Madrid, Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña o la Comunidad Valenciana.

Noticias relacionadas