La Diputación pretende convertir Segovia en la "meca del cicloturismo"

Diputación de Segovia

El objetivo principal que se persigue con este proyecto es fomentar el valor de todos los recursos de la provincia a la hora de fomentar el uso de la bicicleta como alternativa para visitar la zona.

La Diputación de Segovia pretende convertir la provincia en la "meca del cicloturismo", puesto que reúne todas las características para convertirse en un "importante polo" de este sector. Así lo ha entendido la Institución provincial, que a través Prodestur, el organismo que se ocupa de la gestión turística provincial, encargó un estudio cuyas conclusiones coinciden en señalar que el territorio segoviano es "idóneo" para hacer de esta práctica un recurso que puede ser "vital" para la atracción de visitantes.

 

En el diagnóstico, que se ha presentado este martes en la Casa del Sello ante medio centenar de representantes de ayuntamientos, alojamientos y empresas de turismo, se basará el futuro Plan Director del Cicloturismo en la provincia de Segovia, con el que la Institución quiere aspirar a convertir al territorio en la meca del cicloturismo. Al acto ha acudido el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, la diputada de Prodestur Magdalena Rodríguez y el director de la empresa Bikefriendly, Sergio Serna, a la que se ha adjudicado la redacción del Plan.

 

El objetivo principal que se persigue con este proyecto es fomentar el valor de todos los recursos de la provincia a la hora de fomentar el uso de la bicicleta como alternativa para visitar la zona, desestacionalizar la actividad turística e incrementar el número de visitantes a través de una propuesta cicloturística de alta calidad, así como social, económica y medioambientalmente sostenible que satisfaga las necesidades y expectativas de los cicloturistas.

 

El presidente de la Diputación, Franciso Vázquez, ha señalado que "con esta iniciativa se intentará atraer a todas las variantes de cicloturismo, desde las que se prolongan durante más de un día fuera de casa y que implican el ciclismo de ocio como una parte fundamental e importante de la visita; las que se basan en vacaciones en bicicleta, las excursiones de un solo día y también a los ciclistas de competición".

 

El cicloturismo es una manera de hacer turismo de una manera sana y ecológica. Es un desplazamiento no contaminante que permite al usuario disfrutar de la naturaleza, de los pueblos y sus gentes. Es una práctica muy desarrollada en Europa; países como Holanda, Alemania, Francia, entre otros son muy aficionados a practicarlo.

 

La empresa Bikefriendly ha sido la encargada de realizar la radiografía de la potencialidad del territorio segoviano para atraer a cicloturistas y sus reflexiones han sido determinantes para que se lleve a cabo el Plan Director. Ahora, una vez presentada a los agentes implicados, se les quiere involucrar en el proyecto. Tras evaluar la respuesta de los interesados, se podrá emitir una Certificación de Calidad como 'Territorio Bikefriendly' con lo que se generará un producto diferenciado, de calidad y con una difusión propia dentro del mundo cicloturista. No se descarta tampoco la creación de nuevas rutas y productos para promocionar nuevos atractivos.

 

Una de las conclusiones más destacadas del estudio es el importante efecto multiplicador de esta modalidad de viaje en las zonas donde se practica. Al evaluar el impacto de la actividad cicloturística, además de los gastos directos existen unos efectos económicos positivos más amplios, como el efecto proveedor o el efecto ingreso, que deben sumarse al beneficio directo. Estos efectos se explican porque la mejora de la actividad económica conlleva un incremento de empleo y de capacidad económica y, por tanto, un aumento del gasto de la misma población local beneficiada por la actividad turística.

 

En los espacios más rurales y con menor grado de desarrollo económico la incidencia de estas nuevas rutas es mayor. Es en estos espacios donde más contribuyen a fijar la población local, mediante la generación de nuevas actividades económicas. El gasto realizado por los cicloturistas también repercute en mayor medida sobre la economía local, más de lo que lo hace el turismo convencional.

 

Los comercios y los proveedores de servicios a nivel local se benefician directamente del gasto del visitante, ya que ese dinero permanece y circula en el ámbito local. En ese sentido, el gasto realizado en pequeñas localidades rurales multiplica su efecto positivo.