La Diputación fracciona en dos plazos el pago del IBI del ejercicio 2014 para los recibos domiciliados

El periodo ordinario se extenderá hasta el día 22 del próximo mes de septiembre en que finalizará el plazo de pago voluntario para los recibos no domiciliados.

Desde el pasado día 21 de julio está abierto el periodo voluntario de pago ordinario del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) del ejercicio 2014, tanto de naturaleza urbana como de características especiales. Dicho periodo ordinario se extenderá hasta el día 22 del próximo mes de septiembre en que finalizará el plazo de pago voluntario para los recibos no domiciliados.

 

Como importante novedad debe destacarse que los recibos domiciliados en cuentas abiertas en entidades de depósito, cuyo importe sea superior a la cantidad de 150 euros, serán cargados este año en dos plazos iguales los días 5 de septiembre y 5 de noviembre, mediante un periodo voluntario extraordinario, sin devengo de recargos, intereses de demora y sin necesidad de que medie solicitud previa por parte de los titulares de las domiciliaciones.

 

Con esta medida la Corporación Provincial se hace eco de las peticiones dirigidas desde los distintos Ayuntamientos titulares del tributo, así como de la solicitudes efectuadas por los propios interesados, para que pueda facilitarse a los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones tributarias ante las fuertes subidas registradas en el Impuesto.

 

Para esta finalidad recaudatoria, los Servicios Tributarios de la Diputación han emitido 153.971 recibos, tanto domiciliados como no domiciliados, por una suma de cargos netos que se eleva hasta la cantidad total de 27.785.725,84€.

 

Debe recordarse que el IBI es el principal tributo con que cuentan los municipios para financiarse y que su capacidad recaudatoria se ha visto incrementada en los últimos años, como consecuencia de las medidas legislativas adoptadas para corregir el déficit público.