La Diputación de Segovia quiere elaborar un plan de igualdad interno para sus trabajadores

Diputación de Segovia

La institución provincial, que cuenta con unos 700 trabajadores, elaborará este documento de obligado cumplimiento en todos los ámbitos laborales de la Institución.

La Diputación Provincial de Segovia desarrollará un Plan de Igualdad interno para sus trabajadores, para lo que se creará una comisión presidida por el diputado de Administración y Personal, José Luis Sanz Merino, el jefe del Servicio de Personal, un responsable de Servicios Sociales de la Institución, un representante de la Junta de Personal y otro del Comité de Empresa.

 

Así se ha acordado esta semana en la reunión mantenida entre el Diputado y el Jefe del Servicio con los representantes sindicales de la Junta de Personal y del Comité de Empresa, según ha indicado la propia Institución provincial a través de un comunicado.

 

Según el artículo 45 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres se establece que las empresas deben respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres.

 

Además, también se indica que las empresas de más de doscientos cincuenta trabajadores tienen que elaborar y poner en marcha un plan de igualdad que deberá ser, asimismo, objeto de negociación en la forma que se determine en la legislación laboral. Por este motivo, la Diputación, que cuenta con unos 700 trabajadores, elaborará este documento de obligado cumplimiento en todos los ámbitos laborales de la Institución.

 

OBJETIVOS DEL PLAN

El documento establecerá los objetivos concretos de igualdad a alcanzar, las estrategias y las prácticas a adoptar para su consecución, así como el establecimiento de sistemas eficaces de seguimiento y evaluación de los objetivos fijados. De hecho, se trabajará en favorecer el avance en la consecución de la efectiva igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en todos los ámbitos de actuación de esta Institución, así se dará cumplimiento y se desarrollará la legislación vigente en materia de igualdad y se contribuirá al proceso de modernización de la administración pública.

 

Las medidas deberán ser asumidas por todas las áreas de gobierno de la Diputación Provincial, a través de sus diferentes servicios y se implicará a los ayuntamientos de la provincia para que, desde las políticas municipales, se adquiera un compromiso con el fomento de estas medidas igualitarias.

 

La igualdad, el mérito y la capacidad durante el desarrollo y resolución de los distintos procesos selectivos llevados a cabo en la Diputación serán la clave para llevar a cabo esa igualdad efectiva. Para ello se partirá de un diagnóstico con los datos aportados por el Servicio de Personal, donde se realizará una radiografía de la distribución del personal, las bases de selección y provisión de personal, las medidas de conciliación entre vida personal y laboral, las acciones de formación del personal en materia de igualdad, así como la escala de retribuciones, entre otros aspectos.

 

En este ámbito, también se ha acordado, que según anunció el Gobierno y cuando éste lo apruebe con el marco normativo correspondiente, se adoptarán medidas de conciliación para los trabajadores, con la puesta a disposición de los trabajadores de un reparto anual de jornada en atención a las particularidades de cada función, tarea y ámbito sectorial, atendiendo en especial al tipo de jornada o a las jornadas a turnos, nocturnas o especialmente penosas.

 

Además, se podrá regular una bolsa de horas de libre disposición acumulables entre sí, de hasta un 5% de la jornada anual, con carácter recuperable en el periodo de tiempo que así se determine.

 

OTROS ACUERDOS

Por otra parte, el Diputado de Personal ha mostrado la predisposición del Equipo de Gobierno para que cuando se aprueben los Presupuestos Generales del Estado o bien se dicte el Decreto Ley correspondiente, se adopte la instauración de la jornada laboral de 35 horas, el incremento del 1,95 por ciento del salario, así como que los trabajadores con incapacidad temporal puedan disponer de un complemento retributivo que, sumado a la prestación del Régimen General de la Seguridad Social alcance un máximo del cien por cien de sus retribuciones fijas previas al inicio de la incapacidad temporal.