La Diputación ayuda a 24 municipios a financiar el programa de sus ferias

DIPUTACIÓN SEGOVIA

La convocatoria de este año repartirá un montante que asciende a 30.000 euros.

Un total de 24 ayuntamientos de la provincia recibirá una ayuda de la Diputación de Segovia para la organización de alguna feria o evento similar en 2018. La convocatoria de este año repartirá un montante que asciende a 30.000 euros.

 

Con esta colaboración, el Área de Promoción Económica quiere valorar el esfuerzo de los ayuntamientos en la organización de este tipo de eventos, como activo económico y turístico en los pueblos en los que se llevan a cabo, según han apuntado desde la Diputación.

 

Se benfician Arcones, para la realización de su Feria Celta; la Feria Ecológica y Artesana de Campo de Cuéllar; la Feria Comarcal en Campo de San Pedro; la Feria de Alimentación de Cantalejo; la Feria del Chorizo en Cantimpalos; la Concentración de realas y IV Feria de Artesanía, Manualidades y Alimentación en Condado de Castilnovo, y la Feria de Cuéllar.

 

También la Feria del Caballo en El Espinar; la Feria del Ángel en Fuentepelayo; la Feria de Alimentación de Fuenterrebollo; el Encuentro de Artesanos y Gastronomía de La Losa; la Feria Agroalimentaria de Martín Muñoz de las Posadas; la Feria de Ganado en Navafría; la Feria de Usos y Costumbres en Navalmanzano; la Feria Solidaria de Pelayos de Arroyo; la feria Agropecuaria de Prádena, y la Feria de Esquileo en Riaza.

 

En la convocatoria se incluyen asimismo apoyos para la Feria de la Cerveza de San Cristóbal de Segovia; el Mercado de Artesanos, Productos de la Tierra y Tradicionales en San Pedro de Gaíllos; la Feria de Alimentación Artesanal en Sanchonuño; la Feria del Queso y el Vino de Sepúlveda; la Feria del Arcipestre en Sotosalbos; la Feria del Garbanzo en Valseca, y la Feria de la Vendimia en Valtiendas.

 

El comité técnico ha considerado subvencionables los gastos en bienes y servicios propios de la realización de estas ferias, excepto la adquisición de materiales o bienes de naturaleza inventariable y se entiende por estos aquellos cuyo precio unitario supere los 1.000 euros.

 

Las bases puntuaban criterios como el nivel de participación y de trascendencia que alcancen las Ferias previstas, su continuidad en el tiempo respecto de las que son meramente ocasionales; la capacidad y solvencia técnica de la solicitante, necesaria para ejecución del proyecto y el impacto social que para la provincia suponga la feria para la que se solicita la subvención.

 

En el año 2017 también se destinaron 30.000 euros al programa, que beneficiaron a 24 ayuntamientos de la provincia con un importe medio por subvención de 1.250 por proyecto, lo que se mantiene en este ejercicio.