La Comisión de Patrimonio autoriza la restauración de la iglesia de San Martín en Cuéllar

La Comisión Territorial de Patrimonio de Segovia ha autorizado las obras de restauración de la iglesia de San Martín en Cuéllar, declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

   

La propuesta aprobada por la Comisión, reunida en la Delegación Territorial de la Junta bajo la presidencia de su responsable, Javier López-Escobar, contempla trabajos de reparación de humedades en las cubiertas y eliminación de lucernarios, que causan filtraciones de agua y no son necesarios para el actual uso de museo del edificio, que alberga el Centro de Interpretación del Mudéjar.

 

El proyecto también incluye pequeñas reparaciones en el interior, el arreglo del remate de la torre y la eliminación de la acera de hormigón exterior. Todas las acciones están encaminadas a la mejor conservación del bien, según han informado fuentes de la Delegación de la Junta.

 

La iglesia de San Martín fue construida en el siglo XII, en estilo románico, fundamentalmente con mampostería y sillarejo, salvo en el ábside y la portada, donde se utilizó ladrillo. Situada en las proximidades del castillo, tiene tres naves en rectángulo irregular que se cubrían con armaduras de madera, la central más ancha que las colaterales y la de la Epístola ligeramente más larga aprovechando el solar en esquina.

 

También en el municipio de Cuéllar, la Comisión ha autorizado el proyecto de sustitución del pavimento en las torres del recinto superior de las murallas. La obra consiste en la renovación de la piedra del solado, pues la actual se ha deteriorado por no ser resistente a las heladas. Para asegurar su dureza, se va a colocar granito blanco.

 

Las murallas de Cuéllar fueron declaradas Bien de Interés Cultural por el decreto de 1949 sobre protección de castillos españoles y forman parte del conjunto histórico de la villa, declarado también BIC en 1994.

 

CAMARÍN DE LA FUENCISLA

 

En Segovia capital, se han autorizado las obras de recuperación del volumen preexistente junto al camarín de la Virgen en el Santuario de La Fuencisla. Se trata de recuperar la parte que no fue reconstruida tras el desprendimiento de parte del roquedo sobre el Santuario, que ocasionó daños en el inmueble.

 

También en su reunión la Comisión de Patrimonio ha dado su visto bueno al proyecto de reordenación de la plaza de Santiago en Turégano. Las obras afectan a un vial que se encuentra en el entorno de la iglesia de Santiago y proponen la reordenación de la circulación y la reparación del firme, además de la renovación del pavimento y el mobiliario urbano, con materiales y elementos similares a los instalados en la calle Real del municipio.

 

El acuerdo adoptado por la Comisión establece que se deberá llevar a cabo el control arqueológico del movimiento de tierras previsto en las obras de reordenación de la plaza.