La colaboración institucional supondrá 150.000 euros este año para el yacimiento de Confloenta

Confloenta (foto: @ciudadromanaconfloentaduraton )

La colaboración entre administraciones supondrá este año una inyección para el yacimiento de Confloenta que ronda los 150.000 euros. 

La inversión se acercará a los 100.000 euros en las excavaciones y en su señalización, aportados el 50 por ciento por la Junta de Castilla y León y la Diputación; y otros 50.000 entre Diputación y Ayuntamiento de Sepúlveda para el albergue que da cobijo a arqueólogos y a alumnos.

 

La institución provincial se encarga de comprar los terrenos de la zona para que, en su momento, el yacimiento pueda ser visitado por el público; mientras que la Consejería de Cultura trabaja en diversas infraestructuras para hacerlo "visitable" en un futuro. Junta y Diputación tienen previsto firmar, además, un convenio para proteger el espacio y regular esas visitas.

 

Por otro lado, en las antiguas escuelas de Sepúlveda la colaboración entre el Consistorio y la Diputación ha permitido la construcción de un albergue en el que pernoctan los arqueólogos y estudiantes que trabajan este año en la excavación.

 

El presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez; el director general de Patrimonio, Enrique Sáez; y el delegado territorial, Javier López-Escobar, se han acercado este lunes al yacimiento de Confloenta, en la zona de Duratón.

 

La voluntad ha sido la de comprobar cómo avanzan los trabajos de excavación que pretenden recuperar el patrimonio histórico de la única ciudad romana de la provincia potencialmente explorable al completo, con el objetivo de honrar el pasado de estos terrenos, pero también de generar un motor socioeconómico y cultural que garantice el futuro de la zona y de sus actuales habitantes.

 

En la visita han estado también presentes la diputada de Cultura y Juventud, Sara Dueñas; y el diputado de Acción Territorial, Basilio del Olmo. El investigador y director del Museo Provincial, Santiago Martínez Caballero, director del proyecto, ha sido el encargado de explicar los avances en la excavación en la que desde hace tres veranos arqueólogos, historiadores y estudiantes desarrollan labores de excavación, análisis e identificación que, según el propio Santiago Martínez Caballero, han permitido fechar posiblemente en el siglo II d.C. la estructura del edificio que se excava.

 

Tal y como ha explicado durante la visita el responsable de las investigaciones, quien comparte coordinación del trabajo con el profesor de la Universidad Complutense de Madrid, Manuel Retuerce, durante este mes el equipo formado por una veintena de personas ha retomado la excavación del edificio en el que se intervino el año pasado, al que conoce como las Termas del Sur, y ha ampliado la zona de excavación de las estancias de baños calientes y baños fríos.

 

INTERVENCIONES

Así, han continuado la excavación de "dos salas centrales de baños; el caldarium y el tepidarium", ha indicado Martínez Caballero. Los arqueólogos han encontrado también uno de los hornos de calentamiento de la infraestructura subterránea de las termas, cuya excavación está en proceso. Se trata de una estructura de "gran porte", en tanto que alimentaba los sistemas de circulación de aire caliente bajo los pavimentos de estas salas, que alcanzan cerca de 180 metros cuadrados de superficie, así como las cámaras de aire de sus paredes, como ha apuntado el director del Museo Provincial.

 

El equipo también ha intervenido durante este tiempo en la calle principal, tanto en la fachada del edificio como en todo el sistema de cloacas y la zona de entrada a la ciudad desde el sur; algo que coincide con las pretensiones de los investigadores antes de comenzar el trabajo y que completa lo descubierto el año pasado, cuando se logró documentar e identificar cerca de 450 metros cuadrados del edifico de estas Termas del Sur, cuya extensión, según los investigadores, podría alcanzar una superficie de entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados.

 

La idea para los próximos días es cerrar la intervención en estas áreas e intentar profundizar en otras partes del edificio donde se ha detectado la presencia de construcciones precedentes.

 

Confloenta constituye una de las grandes apuestas de la provincia ligadas al patrimonio y por ello la intención es la de completar la investigación durante los próximos años, al tiempo que se desarrolla un proyecto de musealización del yacimiento. La idea es conformar un gran núcleo histórico visitable, compuesto por la iglesia románica del Duratón, las aledañas tumbas visigodas y la ciudad romana de Confloenta.