La Casa de la Moneda reabrirá sus puertas en marzo

Casa de la Moneda de Segovia

La Real Casa de Moneda de Segovia abrirá de nuevo sus puertas en el mes de marzo, según las previsiones que maneja el Ayuntamiento.

 

El inmueble,  uno de los máximos exponentes del patrimonio industrial del Renacimiento español, cerró de manera temporal el 3 de noviembre para facilitar la ejecución del nuevo proyecto museográfico y la recuperación del jardín.

 

El museo se centra en la tecnología y los sistemas de producción y métodos de trabajo necesarios para acuñar moneda. Refleja la larga tradición de producción numismática en Segovia, así como la pervivencia de un edificio que ha mantenido más de cinco siglos de actividad industrial.

 

Con el nuevo proyecto museográfico se pretende enfatizar y dinamizar los valores propios del inmueble, su historia y los trabajos que allí se han desarrollado a lo largo del tiempo. La museografía planteada trata de enriquecer esos conceptos a modo de 'atrezzo' y subrayar las partes más interesantes de la visita.

 

Los contenidos se muestran de manera amena, a través del  realce de la arquitectura y sin avasallar al visitante con exceso de información. Se trata de un recorrido unidireccional en el que se recrean las distintas fases de la producción y otros aspectos de la Casa de la Moneda.

 

Entre los elementos más destacados figuran un laminador, una prensa automática del siglo XIX, prensas de volante y una estatua de Felipe II réplica de la existente en el Museo del Prado realizada por el escultor Pompeo Leoni.

 

Se podrán observar además esquemas, fotografías, mapas y audiovisuales y está prevista la colocación de vitrinas con restos arqueológicos hallados durante la ejecución de las obras de rehabilitación y réplicas de monedas acuñadas en Segovia.

 

La Casa de la Moneda fue construida por mandato del rey Felipe II y diseñada por el arquitecto Juan de Herrera. La fábrica fue un modelo de organización interna y de tecnología de vanguardia aplicada a la producción de moneda. Actualmente, el edificio se promociona como el cuarto monumento más relevante de la capital segoviana, junto con el Acueducto, la Catedral y el Alcázar.