La Audiencia de Segovia condena a un italiano a tres años de cárcel por trafico de drogas
Cyl dots mini

La Audiencia de Segovia condena a un italiano a tres años de cárcel por trafico de drogas

Mazo del juez

En un registro en su domicilio se hallaron varias sustancias como MDMA, resina de cannabis o setas.

La Audiencia Provincial de Segovia ha condenado a un hombre de nacionalidad italiana por un delito contra la salud pública a la pena de tres años de prisión y multa de 728,12 euros como autor responsable de un delito contra la salud pública, pero se acuerda la suspensión condicional de la ejecución de la pena durante un periodo de cuatro años.

 

La suspensión se produce en aplicación al artículo 80.5 del Código Penal, con las siguientes condiciones, aceptadas por el penado: no deberá cometer ningún delito durante el periodo de suspensión; designar domicilio y teléfono de contacto y comunicar cualquier cambio de domicilio que realice; someterse al tratamiento de deshabituación en el programa que ha iniciado, durante el tiempo de la suspensión o hasta que reciba el alta terapéutica por su superación si se produjese con antelación.

 

Los hechos se remontan a 2018, cuando varios estudiantes que entraban y salían de su vivienda eran interceptados con sustancias estupefacientes, lo que ocasión una entrada y registro en el domicilio del acusado.

 

En este operativo se encontraron casi siete gramos de MDMA, con una valoración de 175,83 euros; varios trozos de sustancia sólida marrón en cantidad total de 31,54 gramos, que debidamente analizada ha resultado ser resina de cannabis, con un valor en el mercado de 189,24 euros; varios envoltorios y un tarro de cristal conteniendo todos ellos diversos cogollos, que resultaron ser cannabis con un peso total de 31,37 gramos y un valor en el mercado de 188,22 euros. También se hallaron debajo del sofá, en un envoltorio, varias ‘setas’ Psilocina, con peso neto de 13,76 gramos desconociéndose su valor de mercado.

 

Además en el registro de la vivienda había dos aparatos para picar la marihuana (grinder), una báscula de precisión y un cúter manchado de sustancia marrón idéntica a la identificada. “El acusado a la fecha de los hechos era consumidor habitual de sustancias tóxicas”, remarca el auto de la Audiencia Provincial.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: