La aspirina podría frenar la recurrencia del cáncer colorrectal

Aspirina

La cuestión ahora es determinar la dosis correcta que se puede usar como proláctico diario sin desencadenar efectos secundarios peligrosos como hemorragias estomacales y cerebrales.

Investigadores del centro investigador City of Hope, en California (Estados Unidos), han encontrado que la 'Aspirina' parece reducir el crecimiento del cáncer colorrectal e inhibir la recurrencia de la enfermedad. La cuestión ahora es determinar la dosis correcta que se puede usar como proláctico diario sin desencadenar efectos secundarios peligrosos como hemorragias estomacales y cerebrales.

 

"Algunos podrían decir que la 'Aspirina' es un 'fármaco milagroso' debido a su potencial para prevenir enfermedades provocadas por inamación crónica, como el cáncer, el Alzheimer, el Parkinson y la artritis", reconoce Ajay Goel, autor principal de un nuevo estudio y presidente del Departamento de Diagnóstico Molecular, Terapéutica y Oncología Traslacional en City of Hope.

 

"La razón por la cual la 'Aspirina' no se usa actualmente para prevenir estas enfermedades es porque tomar demasiado de cualquier antiinamatorio desgasta el revestimiento de la mucosa del estómago y causa problemas gastrointestinales y de otro tipo --explica--. Nos estamos acercando a descubrir la cantidad adecuada diaria necesaria para tratar y prevenir el cáncer colorrectal sin causar efectos secundarios preocupantes".

 

El estudio, publicado en la revista 'Carcinogenesis', utilizó modelos de ratones y matemáticos para igualar la cantidad diaria de 'Aspirina' que los estadounidenses y europeos toman en ensayos clínicos. La investigación encontró que a medida que aumentaban las dosis, la tasa de muerte celular aumentaba mientras que las tasas de división de las células disminuían, lo que signicaba que las células tumorales tenían más probabilidades de morir y no proliferar.

 

"Ahora estamos trabajando con algunas de las personas que realizan esos ensayos clínicos en humanos para analizar datos y utilizar modelos matemáticos. Este proceso agrega una capa de conanza a los hallazgos y guía los futuros diseños de ensayos en humanos", señala Goel,que agrega que el cáncer colorrectal está entre los cinco principales cánceres diagnosticados cada año.

 

Goel y sus colegas probaron tres dosis diarias variables de 'Aspirina' en cuatro líneas celulares de cáncer colorrectal, incluidos tumores con inestabilidad de microsatélites y mutaciones en el gen PIK3CA, que se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer de mama, endometrial, de colon y agresivo.

 

Luego, los investigadores dividieron 432 ratones en cuatro grupos: control, dosis bajas de 'Aspirina' (15 mg / kg), dosis medias (50 mg / kg) y dosis altas (100 mg / kg), el equivalente en ratones de 100 mg, 300 mg y 600mg para humanos. Los tumores de tres ratones en cada grupo de tratamiento se analizaron los días tres, cinco, siete, nueve y once.

 

Los investigadores inspeccionaron la 'apoptosis celular, es decir, la muerte celular programada, y encontraron que el porcentaje de células programadas para morir aumentó en todas las líneas celulares. Sin embargo, la cantidad exacta dependía de la cantidad de 'Aspirina' que se consumía, sugiriendo que el fármaco desencadena un efecto dominó de muerte celular en todas las líneas celulares colorrectales sin importar el origen genético.

 

En particular, los cientícos observaron que las dosis bajas fueron especialmente efectivas para suprimir el crecimiento tumoral en modelos animales que tenían más genes PIK3CA. El hallazgo fue signicativo porque la versión mutada de estos genes se ha asociado con un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer.

 

Para validar aún más los hallazgos, los cientícos aplicaron modelos matemáticos a los datos experimentales. Midieron las tasas de división celular y muerte celular y utilizaron modelos matemáticos para determinar la probabilidad de que las colonias de células tumorales pudieran sobrevivir y convertirse en tumores reales.

 

"Las matemáticas y la biología computacional juegan un papel cada vez más importante en la investigación básica y traslacional del cáncer --señala Russell Rockne, cientíco de oncología matemática en City of Hope que no participó en el estudio--. Los oncólogos matemáticos tomamos datos, los separamos en partes y usamos las matemáticas para explicar por qué algo como la 'Aspirina' podría tener un efecto inhibitorio contra el cáncer colorrectal".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: