La aplicación del Plan Energético de la Diputación en la provincia supondría un ahorro de 1,8 millones anuales

De izquierda a derecha, Rodrigo Morell (Creara), Francisco Vázquez, Rafael Casado y Luis Díez (EREN)

La Diputación de Segovia ha auditado 48.874 puntos de luz de alumbrado público en toda la provincia y un total de 410 edificios municipales, dentro de las auditorías energéticas realizadas este año en prácticamente todos los pueblos de la provincia.

La aplicación de todas las medidas de ahorro planteadas por la empresa Creara, la encarga de realizar ese trabajo, representaría un ahorro de 1,8 millones de euros anuales, según explicó hoy su director general, Rodrigo Morell, quien compareció ante los medios junto al Presidente de la Diputación, Francisco Vázquez; el Diputado de Promoción Económica, Rafael Casado; y el Jefe del Departamento de Ahorro y Eficiencia energética del EREN    "Ente Regional de la Energía", Luis Díez.

 

El presidente de la Diputación se mostró muy satisfecho con el trabajo realizado, que "nos permite conocer cuál es la situación energética en toda la provincia", y que ha hecho posible, al mismo tiempo, la creación de empleo, pues han estado contratadas 28 personas.

 

La Diputación de Segovia es, además, la primera de Castilla y León en realizar este tipo de auditorías. Aunque en general los pueblos segovianos tienen un alumbrado bastante eficiente, "porque se han venido acogiendo a programas autonómicos o nacionales para eliminación de lámparas de alto consumo", explicó Rodrigo Morell, se podrían ahorrar en torno a 1,4 millones de euros anuales. Se trata de instalar luces que gasten menos y, en otros casos, de colocar lámparas que iluminen más, garantizando la calidad de vida de los vecinos.

 

También en los edificios públicos se podría obtener un ahorro considerable, cercano a los 400.000 euros, de acometerse distintas medidas, sobre todo referentes a la climatización de esos inmuebles.

 

Los equipos de Creara visaron primero el alumbrado público, recopilando datos sobre los puntos de luz y los centros de mando. Ello les ha permitido elaborar un plano digital y plantear posibles medidas de eficiencia energética.

 

Al mismo tiempo, han auditado los edificios municipales de más de 250 metros cuadrados, aunque la ley, de momento, exige solo certificado energético a los de más de 500 metros cuadrados. Así, la Diputación se adelanta a la legislación y pone a disposición de los ayuntamientos los certificados de eficiencia energética de los locales de 250 metros cuadrados, que no serán exigibles hasta dentro de dos años.

Como con este plan se busca la mayor eficacia, Creara ha puesto en funcionamiento una plataforma online llamada Genio en la que alcaldes y secretarios podrán obtener la información relativa a sus municipios.

 

En total el ahorro global posible asciende a 1,8 millones de euros. No obstante, para ello sería necesario realizar inversiones por valor de 14 millones de euros, que se recuperarían en un plazo de 7,8 años. Y aquí es donde pondrá ahora todos sus esfuerzos la Diputación provincial, es decir, en lograr el dinero necesario.

 

De momento, el Área de Promoción Económica convocará a los alcaldes para enseñarles personalmente la aplicación informática, que les permita acceder a las medidas de ahorro planteadas en sus pueblos y ver todos los puntos de luz de su municipio en un plano.