Kia Stonic 1.0 T-GDi Drive: aire fresco

La firma coreana refresca el mercado con una propuesta diferente que tiene un espíritu más deportivo, pero sin perder cualidades prácticas, confort y versatilidad.

El nuevo Stonic viene a completar uno de los segmentos más recientes y de mayor crecimiento en Europa, el de los B-SUV. Este tipo de vehículos registra 1,1 millones de matriculaciones en Europa cada año, aproximadamente un 7% del mercado, y está previsto que esta cifra aumente hasta superar los 2 millones de ventas anuales en 2020. Por este motivo, Kia presenta esta interesante propuesta que, a diferencia de sus rivales, se postula como una alternativa más atractiva y dinámica.

 

El objetivo de los diseñadores era crear un crossover ultra compacto, inspirado en la imagen SUV, pero con unas cualidades dinámicas más bien deportivas. De este modo, los ingenieros encargados del chasis buscaron una suspensión relativamente firme comparada con la de muchos de sus rivales. Gracias a ello, el balanceo de la carrocería es menor y las reacciones en curva son claramente más directas. La dirección, por su parte, también está ajustada para ser rápida y ofrecer una entrada en curva más precisa que sus competidores y que otros modelos de Kia existentes.

 

La tecnología juega su papel para mejorar la experiencia de conducción, así como la seguridad. Para ello, el Stonic incorpora de serie control de estabilidad, sistema de detección de fatiga y asistente de arranque en rampa.

 

En la versión que previsiblemente será la de mayor venta, el Stonic está equipado con el motor Kia T-GDI (inyección directa de gasolina turboalimentado) de 1.0 litro de 120 CV 172 Nm de par motor. Esta motorización de tres cilindros proporciona una aceleración inmediata y gran economía de consumo, al tiempo que reduce el eje delantero comparado con motores mayores.

 

Si hablamos de consumos, nuestra unidad de pruebas obtuvo un registro de 7,5 l/100 km en un recorrido mixto de ciudad y carretera. En autopista y autovía se puede llegar a rebajar en unos 6,3 litros a los 100 kilómetros.

 

ATRACTIVO Y MUY PRÁCTICO

 

Dentro de sus compactas dimensiones exteriores, la inteligente distribución del espacio en el Stonic maximiza el confort para todos los ocupantes. El habitáculo ofrece mucho espacio para el conductor y los pasajeros, con 1.070 mm de espacio para las piernas delante y 850 detrás, 996 y 975 mm de espacio vertical y una anchura entre hombros líder en su categoría de 1.375 y 1.355 mm, respectivamente. Adicionalmente, el volante elevado y con corte en D crea un espacio generoso para las rodillas del conductor. El depósito de carburante está ubicado bajo el asiento trasero para proporcionar a los pasajeros un amplio espacio para las piernas y una posición baja donde sentarse.

 

Además de ser un coche en el que la ergonomía está muy cuidada, el Stonic también es un coche tremendamente práctico. De este modo, la bandeja doble en la consola central puede dar cabida a los smartphones de mayor tamaño, cada bolsa en las puertas puede alojar una botella y hay dos reposavasos dobles delante, la guantera tiene espacio para un iPad u otras tablets y, por último, hay un reposabrazos deslizante que favorece otro espacio de carga.

 

El maletero, que tiene un volumen de 332 litros ampliable a 1.135 litros, goza de gran capacidad. Para hacerlo aun más práctico, la boca es más ancha que cualquiera de sus rivales y, además, cuenta con un suelo de dos niveles. Bajo el piso, encontramos una rueda de repuesto de emergencia.

 

El Stonic también es un modelo atractivo gracias a su equipamiento. En este campo, destacan elementos como la gran pantalla táctil de 7,0 pulgadas que se sitúa en el centro del salpicadero y que constituye el panel de control del coche. El sistema también incluye de serie Apple CarPlay y Android Auto, con integración plena de las funciones del smartphone y acceso para los usuarios de sus aplicaciones o streaming de música durante la marcha. Adicionalmente, unos puertos USB en la parte frontal del habitáculo permiten que los usuarios conecten físicamente y carguen sus dispositivos móviles. Otro puerto USB está situado en la parte trasera en los acabados con reposabrazos central.

 

Opcionalmente, el Stonic puede equipar un sistema de navegación proporcionado por TomTom, un equipo de sonido con seis altavoces, control de crucero, llave inteligente, sistema de parada y puesta en marcha del motor, cámara de visión trasera para facilitar el estacionamiento, climatizador automático y sensores de lluvia y luces.

 

El Kia Stonic ya está a la venta en Autoconsa, concesionario Oficial Kia en Valladolid (http://www.autoconsa.es/es). La versión de acceso, que incluye un descuento promocional de 4.300 euros, se puede adquirir desde 12.900 euros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: