Jose Manuel Vicente valora la calidad sanitaria de Segovia

El gerente del Área Integrada de Primaria y Especializada ve razonable la dotación del Servicio de Urgencias, aunque en ocasiones es normal que el personal no se desenvuelva "con la misma soltura".

El gerente del Área Integrada de Primaria y Especializada, José Manuel Vicente, ha asegurado que el Servicio de Urgencias del Hospital General de Segovia mantiene una calidad adecuada y que su dotación es razonable, por lo que su mensaje ha sido de "tranquilidad".

 

Ese servicio ha atendido más de 8.300 pacientes durante los meses de julio y agosto, según los datos ofrecidos este viernes por el propio gerente. Vicente ha subrayado que no existe saturación o, al menos, "no más que en años anteriores".

 

En ese sentido, el gerente ha explicado que "ocasionalmente" se presentan picos asistenciales "no programables", en los que intervienen distintas circunstancias, como las altas temperaturas o los accidentes de tráfico.

 

De ese modo, pese a que el promedio de pacientes diarios se mueve en el entorno de los 150, hay jornadas, como la del 17 de agosto, en la que fueron 202 las personas que acudieron al servicio de Urgencias del Hospital General, un volumen que hace "lógico" que el personal no se desenvuelva "con la misma soltura".

 

ATENDIDOS ANTES DE OCHO MINUTOS

 

Por otro lado, Vicente ha valorado también la "catalogación inicial de los pacientes", de modo que se establece su grado de gravedad y se prioriza en su asistencia. El gerente ha afirmado que, a partir de ese sistema, "espera el paciente que puede esperar", aunque "nos gustaría que esperaran menos". Según los datos que ha ofrecido, los pacientes graves son atendidos "antes de ocho minutos".

 

Además, "en torno a tres horas" después de su llegada, "todos los pacientes tienen una solución a su problema" y saben "qué vamos a hacer con ellos", un lapso que Vicente ha considerado "francamente bueno".

 

Igualmente, el gerente ha recalcado la "profesionalidad de los trabajadores" y ha recordado que los ciudadanos con problemas de salud "deben venir al hospital con la confianza necesaria".

 

En esta línea, José Manuel Vicente ha argumentado que los estándares de calidad del centro hospitalario segoviano se mantienen "por encima de la media". Es decir, "como mínimo, se trabaja como en otros sitios y, en algunas circunstancias, por encima" de los valores de esos otros espacios.

 

UN MILLAR DE ATENDIDOS POR SEMANA

 

El servicio de Urgencias se mueve "entre 1.000 y 1.100 pacientes" atendidos a la semana. Una cifra "asumible", según Vicente, que ha reconocido que el sistema presenta algunos problemas en los momentos de "sobredemanda", que surgen en Urgencias "por definición".

 

José Manuel Vicente no ha ocultado que el servicio genera algunas quejas entre los usuarios y ha explicado que la mayoría se relacionan con los tiempos de espera y, sobre todo, con quienes presentan "patologías banales".

 

Además, Vicente se ha referido a "porcentajes muy bajos" de reclamaciones que tienen que ver con quienes no están de acuerdo con la asistencia prestada o aquellos que la consideran inadecuada.