Joaquín Caparrós anuncia en Zorrilla que le han diagnosticado leucemia

Joaquín Caparrós.

La enfermedad ha sido detectada a tiempo por los médicos y el entrenador sevillista no necesitará tratamiento.

El Sevilla derrotaba al Real Valladolid por 2-0 en el Nuevo Estadio José Zorrilla, y el entrenador sevillista, Joaquín Caparrós, acudía a la sala de prensa de las instalaciones deportivas para hacer las correspondientes valoraciones. Tras las preguntas de los periodistas, el entrenador tomaba la palabra para hacer un comunicado especial: tiene leucemia.

 

"Saben ustedes, lo habrán escuchado, que me hierve la sangre roja, y se ha picado la sangre roja con la blanca, y por lo tanto me han diagnosticado leucemia", anunciaba el técnico de Nervión para, tras una pausa, lanzar un mensaje tranquilizador: "Es una leucemia que me permite entrenar, no necesito tratamiento, está cogida a tiempo y puedo seguir este año y, si confían en mí, muchos más años".

 

En el momento de dar la noticia, el director deportivo, Monchi, y el presidente del club sevillista, Pepe Castro, se sentaron en la mesa junto al técnico para transmitirle su apoyo. En la sala de prensa también estaba presente en ese momento Marchena.

 

Con este mensaje Caparrós quería acallar los rumores que se habían extendido en redes sociales sobre su persona y zanjar el tema: "No voy a volver a hablar más del tema. Se me ve muy feliz y quiero transmitirle a mi gente tranquilidad, que voy a dar mucha guerra", concluía, tras lo cual la sala de prensa blanquivioleta rompía en aplausos hacia el técnico.