Isabel Pantoja, seis años después de ir a la cárcel, vuelve a vivir un infierno
Cyl dots mini

Isabel Pantoja, seis años después de ir a la cárcel, vuelve a vivir un infierno

ISABEL PANTOJA INGRESA EN PRISION (Foto: E. P.)

Maquillada, con conjuntos de color, saludaba a los fans que le mostraban su apoyo en la puerta de la prisión y mostraba una tímida sonrisa.

Seis años de aquel ingreso en prisión que no pensamos nunca que ocurriese. Seis años desde que Isabel Pantoja ingresara en la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) por blanqueo de capitales.

 

Una imagen con la que nos levantamos aquel 21 de noviembre de 2014 y que nunca podremos borrar de nuestra mente. Isabel Pantoja salió de Cantora de madrugada, de hecho, todavía no había amanecido y llegaba a prisión cerca de las 08.00 de la mañana con el rostro completamente serio, pelo recogido con una de sus típicas coletas y sus inseparables gafas de sol que ocultaban el rostro de la cantante destruida.

 

Uno de los momentos más dolorosos para la tonadillera que ni si quiera ha superado seis años después, ya que para ella es impensable pronunciar la palabra 'cárcel'. La reina de la copla se dejaba ver en el asiento trasero del coche, junto con su hermano Agustín Pantoja de copiloto y el chofer conduciendo. Unas imágenes devastadoras que nunca pudimos imaginar y que hoy, seis años después, vuelven a nuestra mente.

 

Con un abrigo negro largo y unas botas del mismo color veíamos a la tonadillera, de espaldas, acompañada por dos funcionarias entrar en prisión. Fueron muchas las veces que la cantante salió de ella con su inseparable hermano Agustín Pantoja cuando ya le concedieron el tercer grado. Entonces, el rostro de la cantante era distinto porque se cuidaba la imagen para que las cámaras que se encontraban en las inmediaciones cogieran la mejor imagen.

 

Maquillada, con conjuntos de color, saludaba a los fans que le mostraban su apoyo en la puerta de la prisión y mostraba una tímida sonrisa.

 

Hoy, seis años después, Isabel Pantoja sigue presa. Encerrada en Cantora a cal y canto, distanciada de su hijo Kiko Rivera, cuestionada por sus seguidores como madre y en peligro por los tejemanejes que pudo haber llevado a cabo con la herencia de Paquirri. Seis años en los que se ha recompuesto y ahora vuelve a sufrir más que aquel día, pero esta vez por el mayor amor de su vida, su hijo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: