Imputado por delito societario el Consejo de Administración de Caja Segovia que aprobó hipotecar el Torreón de Lozoya

El Juzgado de Instrucción 5 de Segovia ha dictado auto de imputación formal a todos los consejeros del Consejo de Administración de Caja Segovia participantes en la reunión del mismo del 17 de julio de 2012 por un presunto delito societario.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), se ha citado a los miembros del Consejo a declarar como imputados el 5 de febrero de 2014.

La imputación se basa en que el Consejo adoptó un acuerdo para solicitar de Banco Financiero y de Ahorros S.A. (BFA) --entidad financiera creada como fruto de la integración que también dio origen a Bankia-- un préstamo con garantía hipotecaria por importe de 6.864.611,04 euros, en cuya garantía hipotecaria se incluyó el Torreón de Lozoya, uno de los bienes que pertenecen a Caja Segovia y que "es símbolo también de la ciudad".

El importe del préstamo se destinó a garantizar el pago de la deuda tributaria atribuida a Navicoas Asturias S.L, empresa participada por Caja Segovia, en virtud de acta de inspección con acuerdo incoado por la Agencia Tributaria el 20 de julio de 2012, ya que figuraba como obligado tributario en calidad de sucesor de la entidad Rubiera Prefabricados para la Edificación S.A. por el concepto impuesto de sociedades y por el periodo 2007.

El depósito lo constituyó Caja Segovia a favor de la Agencia Tributaria ante, según el comunicado, la negativa de Bankia a asumir esa responsabilidad como derivada del contrato de integración y la posibilidad de que a Caja Segovia le fuera exigida responsabilidad al amparo del artículo 43 de la LGT como administrador de hecho o de derecho de Navicoas Asturias S.L.

El auto recuerda que Caja Segovia participaba en un 50 por ciento de la entidad Navicoas Asturias a través de la entidad Sociedad Inversiones y Desarrollos 2069 Madrid S.L, participada en un 100 por 100 por Caja Segovia.

El Juzgado considera que el Consejo de Administración de Caja Segovia, al concertar el préstamo con garantía hipotecaria a los fines mencionados, lo hizo "sin una base legal sólida y en grave perjuicio económico de la entidad Caja Segovia".

El texto considera que el Consejo no actuó "de la mejor de las formas a la hora de velar por los intereses de la Caja, de sus socios y de sus depositarios, porque por un lado se endeudó a través del préstamo hipotecario para solventar la deuda tributaria de una empresa participada que ya estaba declarada en concurso de acreedores", sin que la Agencia Tributaria hubiera dirigido responsabilidad subsidiaria alguna frente a Caja Segovia.

El Juez de Instrucción nº 5 de Segovia ha dictado este auto tras las diligencias penales previas que se incoaron en virtud de escrito-denuncia presentado por diez exconsejeros del Consejo de Administración de Caja Segovia, por presuntos delitos de falsedad documental y societario, contra el ex director general, Fernando Tapias, y el ex presidente, Atilano Soto.

Noticias relacionadas