Hábitos saludables para un uso responsable del teléfono móvil

La importancia de la desintoxicación digital del 'smartphone'. 

Los teléfonos móviles son parte esencial del día a día, de manera que acompañan a las personas a todas partes, tanto en el trabajo como en la calle o en casa, pero también está bien dejarlo de lado de vez en cuando y realizar una desintoxicación digital del 'smartphone'.

 

Las pantallas de los teléfonos hacen que los ojos se cansen y si encima se pasan varias horas delante de una, es muy probable que se sufra de fatiga ocular e incluso se puede desarrollar problemas de sueño. Para evitar este problema, desde Neffos recomiendan no envíar mensajes o revisar redes sociales nada más despertarse.

 

También es recomendable no utilizar el móvil en los momentos anteriores a acostarse; leer un libro, escribir o pasear son actividades más recomendables.  Y si es necesario utilizar el 'smartphone', la compañía tecnológica aconsejable activar el modo nocturno para así cansar menos la vista.

 

Es importante tener vida social fuera del teléfono y, por tanto, no hace falta estar pendiente de este dispositivo todo el rato. Cuando se queda con amigos y familiares, es mejor desconectar del móvil y centrarse en lo que está ocurriendo delante de nosotros, no en la pantalla.

 

Asimismo, cuando se está en casa o el trabajo es conveniente buscar un sitio óptimo para el teléfono, un lugar permanente a la vista y al alcance, para que no haya que estar llevando el móvil de un lado a otro, debido a que muchas veces así se crea una gran dependencia.

 

Otro hábito que puede ayudar a desconectar del 'smartphone' es personalizar las notificaciones estableciendo diferentes sonidos para cada tipo de mensaje. Así es posible saber cuándo un mensaje es del trabajo o personal, evitando estar mirando constantemente el teléfono cada vez que llega una notificación.

 

El último hábito que recomiendan desde Neffos para conseguir la desintoxicación digital es a través de la meditación. Dejar la mente en blanco y olvidarse de todo lo demás, incluido el móvil, puede ayudar a la relajación y liberar la tensión acumulada durante el día, así como evitar el 'tecnoestrés' al que muchas personas se sienten sometidas.