Fuentes estrenará apartamento presidencial en la sede de las Cortes

El presidente del parlamento regional usará como vivienda el apartamento que hay en la sede de Valladolid: ninguno de sus antecesores lo utilizó.

El nuevo presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, se trasladará en breve a la vivienda oficial que hay en el parlamento regional, un pequeño apartamento que él mismo estrenará ya que ninguno de sus antecesores ha hecho uso del espacio. Se trata de unas dependencias que incluyen una salida, un área de descanso y una cocina-comedor, totalmente equipados, y que se incluyeron en el proyecto de la nueva sede, que alberga el apartamento desde su inauguración en 2007.

 

Está confirmado que el presidente de las Cortes de Castilla y León vaya a usar como vivienda el apartamento que hay en la sede parlamentaria, que está pensada para las estancias de corta duración que se pueden producir por el particular funcionamiento del parlamento regional, cuyo pleno se reúne cada dos semanas en dos sesiones divididas entre el martes por la tarde y el miércoles por la mañana. El presidente de las Cortes tiene asignado un sueldo de 73.211,28 euros/año, además de 1.800 euros/mes para gastos.

 

La decisión ha suscitado críticas. El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha considerado "aberrante" que Fuentes tenga una vivienda a su disposición en la sede parlamentaria "de todos los castellanoleoneses" y ha considerado que es el "colmo" que "lo primero" que haya hecho a su llegada a las Cortes sea "preguntar por la vivienda, reformarla e instalarse en ella diciendo que es porque trabaja hasta las nueve".

 

El regidor vallisoletano ha apuntado a que el presidente de la Cortes no tiene "ninguna necesidad" de utilizar los recursos públicos porque tenía un piso alquilado en el barrio de Parquesol, desde el que podría tardar "cinco minutos andando" a la sede de las Cortes. Asimismo, ha recordado que al uso de este apartamento se une a que, como todos los procuradores, Fuentes disponía de una retribución en función de su lugar de residencia, algo que "no" le parece "mal" en general.