Formulan una nueva hipótesis sobre cómo se forma el cáncer de ovario y cómo prevenirlo

Cáncer de ovario

El estudio sugiere que podría prevenirse con el medicamento para la diabetes metformina, que podría detener este proceso.

Un estudio de laboratorio publicado en la revista 'Clinical Cancer Research' ofrece una nueva hipótesis sobre cómo se forma el cáncer de ovario, apuntando a la brosis que se produce con la edad, y sugiere cómo podría prevenirse con el medicamento para la diabetes metformina, que podría detener este proceso.    

 

"La brosis ocurre cuando los tejidos corporales se lesionan e inaman repetidamente, dejando bras de colágeno duras que se acumulan con el tiempo, como una cicatriz en la piel --explica el doctor Curtis McCloskey, autor principal del estudio que realizó la investigación mientras era estudiante de doctorado en el laboratorio de la doctora Barbara Vanderhyden en el Hospital de Ottawa (Canadá)--. A las células cancerosas les gusta crecer en estos tejidos bróticos".    

 

El cáncer de ovario es el quinto más común en las mujeres, y uno de los más mortales, con una tasa de supervivencia a cinco años del 45 por ciento. Las mujeres que tienen antecedentes familiares o una mutación del gen BRCA tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad. No existe una prueba de detección fiable para la detección precoz de este cáncer. Las únicas opciones de prevención son las píldoras anticonceptivas, que reducen el riesgo de cáncer de ovario a la mitad, o extirpar los ovarios y las trompas de Falopio.    

 

El equipo descubrió que la brosis de los ovarios es una parte normal del envejecimiento, que generalmente aparece después de la menopausia. Durante su investigación, el doctor McCloskey, becario postdoctoral en el Centro de Cáncer Princess Margaret, se sorprendió al encontrar un ovario de una mujer de 69 años que no tenía brosis. Los registros médicos mostraron que había estado tomando metformina, un medicamento para la diabetes tipo 2. Un estudio taiwanés había observado previamente una reducción del 82 por ciento de las tasas de cáncer de ovario entre las pacientes con diabetes tipo 2 que toman metformina.

 

El equipo de investigación realizó entonces una serie de experimentos para investigar los vínculos entre la brosis ovárica, el envejecimiento y la metformina. Primero, querían saber qué estaba causando la brosis. Pensaron que la respuesta podría estar en la ovulación. Cada vez que un ovario libera un óvulo se inama, creando un ciclo mensual de herida y reparación.    

 

Para probar esta teoría, el equipo usó un medicamento que evita que los ratones ovulen. Los ratones tratados no desarrollaron brosis ovárica con la edad, lo que sugiere que la ovulación podría estar relacionada con el desarrollo de brosis. Sin embargo, se necesitan estudios más detallados para confirmar este hallazgo.    

 

En segundo lugar, el equipo examinó 27 ovarios que habían sido extirpados de mujeres de 21 a 82 años. La mayoría de los ovarios de mujeres posmenopáusicas eran bróticos. Aunque solo cinco ovarios provenían de mujeres posmenopáusicas que tomaban metformina, ninguno de estos cinco tenía evidencia de brosis.    

 

En conjunto, estos hallazgos sugieren que atacar la brosis ovárica podría ser una nueva opción para reducir el riesgo de cáncer de ovario y agregar una justicación para el uso de metformina para prevenir el cáncer de ovario.

 

"Este estudio consistió en sumar dos más dos -- reconoce el doctor Vanderhyden, cientíco principal del Hospital de Ottawa y profesor y presidente de Corinne Boyer en la investigación del cáncer de ovario en la Universidad de Ottawa--. Ahora estamos investigando más para saber cómo se desarrolla la brosis en los ovarios y cómo la metformina evita que ocurra".    

 

Los hallazgos deberán confirmarse en más modelos de ratones y ovarios humanos antes de que puedan comenzar los ensayos clínicos. También creen que debería crearse una prueba no invasiva que pueda medir la brosis en el ovario.    

 

"Esperamos que algún día la metformina resulte ser un tratamiento preventivo efectivo para las mujeres más jóvenes que corren un alto riesgo de cáncer de ovario, pero que no pueden extirpar sus ovarios porque todavía quieren tener hijos", expresa el doctor Vanderhyden

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: