Fiscalía y acusación describen al Chicle como un "depredador sexual" que "salió a cazar"

El 'Chicle' durante la vista

En sus alegaciones finales ambos mantienen que hubo violación. 

Fiscalía y acusación particular han desarrollado sus conclusiones finales con respecto al crimen de Diana Quer, en las que han descrito al único acusado, Enrique Abuín, como un "depredador sexual" que "salió a cazar" a la joven y que, tras secuestrarla, la violó y la mató en la nave de Asados, donde escondió su cadáver en un pozo durante casi 500 días.

 

Tanto la acusación como el Ministerio Público han mantenido líneas muy similares en cuanto a lo que creen que sucedió la noche de 22 de agosto de 2016 y han asegurado que las pruebas y testimonios particados durante las nueve sesiones que ha durado este juicio evidencian que la versión de El Chicle es "inverosímil".

 

Para ambas partes, el único acusado "miente" en su versión de los hechos, dado que "es imposible" que se hubiese encontrado con Diana Quer de forma sorpresiva donde dice que lo hizo e incluso que hubiese acudido a A Pobra a robar gasoil, dados los testimonios de los feriantes.

 

Con ello, creen que la única explicación posible es que El Chicle "acechó" a Diana cuando ella volvía a casa sola caminando, la agredió, la introdujo en su coche a la fuerza y la trasladó, aún viva, a la nave abandonada de Asados, donde, han reiterado, la violó y la mató. Por ello, han mantenido ambos la petición de prisión permanente revisable para Enrique Abuín por los delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual.

 

UN MODUS OPERANDI "CLARAMENTE SEXUAL"

 

La primera en intervenir, la fiscal Cristina Margalet, ha centrado sus alegatos finales en el "modus operandi" de Enrique Abuín, que apunta al "móvil claramente sexual", y en las pruebas que contradicen su versión y "cazan sus mentiras" sobre lo sucedido el 22 de agosto de 2016, cuando "comete el crimen por pura maldad".

 

En una intervención que se ha prolongado por más de dos horas y media, la fiscal se ha ratificado en que, según las pruebas practicadas, Enrique Abuín, "acechó", agredió, secuestró, violó y mató a Diana en un lugar "espeluznante" siguiendo un "modus operandi coincidente" con otras mujeres que "declararon" en el juicio "y que podrían haber corrido la misma suerte". En todos estos casos, ha dicho la fiscal, El Chicle actuó para "satisfacer sus instintos" y con un "brutalidad" hacia la joven.

 

"Es una persona metódica, sigue un patrón", ha dicho, mencionando, en primer lugar, que el acusado utiliza el coche como "arma de trabajo indispensable para cometer sus delitos", intenta "quitarle el móvil a sus víctimas" para que no puedan "pedir ayuda" y las "amenaza" con el fin último de agredirlas sexualmente.

 

La fiscal ha sumado los datos de su perfil psicológico, que determinó que no tiene una personalidad patológica, y la actitud "normal" que tuvo el día siguiente a los hechos para asegurar que Enrique Abuín comete el crimen "por pura maldad". "Acecha y acorrala a su víctima, no siente pena, compasión o culpa. Solo satisface sus deseos y busca tener a su presa a su merced", ha resumido.

 

Entre otras pruebas, la Fiscal ha apuntado a que el posicionamiento de los teléfonos contradice el lugar en el que él dice que se encontró con Diana, así como que los datos forenses desmienten que la muerte pudiese ser accidental. "Es imposible causar la muerte de Diana como él escenificó en la reconstrucción", ha añadido, recordando que tuvo que producirse un estrangulamiento de "varios minutos".

 

También ha rechazado que El Chicle colaborase con los investigadores, ya que se "inventó una coartada", entregó un móvil "que no era el suyo" y , "solo cuando se vio con la soga al cuello", admitió haber causado la muerte, aunque inicialmente dijo que la había atropellado y contó hasta tres lugares distintos donde había dejado el cadáver.

 

Del mismo modo, ha calificado de "ilógica" su última versión y ha incidido en el hecho de que justificase la muerte de Diana alegando que tenía miedo de que lo delatase tras sorprenderlo robando de gasoil.

 

"Prefieres que te pillen por un homicidio que por robo de gasoil", ha dicho la Fiscal, que ha recordado que el propio Abuín Gey le dijo a los agentes con los que habló tras notar que le seguían, de forma "espontánea", que se dedicaba a sustraer combustible en la localidad. "Nos das el argumento de que mataste a Diana para que no te pillen y tú mismo se lo cuentas a la Guardia Civil", ha cuestionado.

 

UN CAZADOR

 

Por su parte, el abogado de la acusación, Ricardo Pérez Lama, ha recordado que Enrique Abuín es el "autor confeso" de la muerte de Diana y que ofrece una versión "llena de incoherencias" y de "mentiras" sobre lo sucedido esa madrugada.

 

En particular, se ha referido a los posicionamientos de los teléfonos tanto de Diana como de Enrique Abuín, que contradicen su versión, los testigos que aseguran que no se robó gasoil esa noche o el hecho de que permaneciese en la nave de Asados "como mínimo una hora y 24 minutos", así como que los forenses hayan señalado la brida como "arma homicida" dadas las lesiones en los huesos del cuello.

 

"La versión del acusado es totalmente falsa, contradictoria, elusiva. Miente y miente y vuelve a mentir", ha dicho el abogado en su alegato, en el que ha asegurado que Enrique Abuín "estaba en el Paseo Marlés" de A Pobra esa noche --actual Paseo del Arenal-- "para cazar" e interceptó a Diana en un cruce entre esta vía y la calle Venecia, donde la posiciona su móvil y no donde él dijo que había ido a robar gasoil. "De robo no hay nada", ha explicado el abogado, "él va a cazar, esa es la realidad".

 

En reiteradas ocasiones, el letrado ha dicho a los jurados que no deben "tener dudas" de que Diana "estaba viva" en A Pobra, y cuando llegó a Asados. "La mete viva en el maletero, porque lo que pretende es abusar de ella, violarla", ha añadido el abogado, para quien el hecho de que la "someta con cintas y bridas" evidencia que aún estaba con vida cuando la transporta, ya que "si estuviese muerta no habría ninguna necesidad de brida". "Los indicios nos demuestran inapelablemente que Diana estaba viva", ha estimado.

Para Pérez Lama, Enrique Abuín "buscó impunidad para hacer con Diana lo que le vino en gana" en la nave da Asados, a donde la trasladó "viva" y donde la "desnudó". "No da una explicación razonable por que está al menos una hora y veinte minutos en esa nave. ¿Por que? Porque Diana está viva. La mata en Asados para que no descubran su fechoría", ha añadido.

 

"El acusado pretende hacerles creer a ustedes que no agredió a Diana y eso no se lo cree nadie, ni él", ha dicho el letrado, para quien el "único fin posible" de esta actitud "era forzarla sexualmente" mientras la tenía "a su merced totalmente, atemorizada, indefensa, incomunicada y sin posibilidad alguna de defenderse", en lo que ha calificado de "acto de dominación".

 

Pérez Lama ha mencionado también el edema vulvar señalado por uno de los forenses, José Blanco Pampín, para avalar esta cuestión, y ha defendido la aplicación del Teorema de Bayes, que apunta a un móvil sexual.

 

 

 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: