Finito de Córdoba, algo más que cirugía estética: "La gente no me reconocía por la calle"

Finito de Córdoba

Finito de Córdoba: "Me hicieron un trabajo de arquitectura total".

Que los hombres también se cuidan es algo que todos sabemos pero que pocos se atreven a reconocer y más en ciertos ámbitos en los que todo lo relacionado con la estética está mal visto. No es el caso de Finito de Córdoba, perteneciente al mundo del toreo, tradicional donde los haya.

 

Él no tiene ningún reparo en hablar de lo que le gusta cuidarse y tampoco en hablar de las operaciones de cirugía de reconstrucción nasal a las que se ha sometido después de que la cogida de un toro le "destrozara" el rostro, perdiendo la forma que tenía su nariz, "la gente no me reconocía por la cale". Tras varias operaciones faciales y tras varios años sufriendo porque no se reconocía, Finito de Córdoba dio con el cirujano plástico Pedro Arquero, quien consiguió darle la seguridad de la que carecía desde la primera operación.

 

En todo este duro proceso ha sido vital el apoyo y ayuda de Arantxa del Sol, su mujer y madre de sus dos hijos, con los que vive en Córdoba desde hace casi un lustro después de que tras casarse se instalaran en Madrid. En la ciudad andaluza han encontrado la paz y la tranquilidad que necesitaban por lo que no entra en sus planes volver a la capital.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: