Fin de semana medieval con motivo de la XXI fiesta 'Cuéllar Mudéjar'

Cartel de 'Cuéllar Mudéjar'

'Cuéllar Mudéjar', que alcanza su XXI edición del 19 al 21 de agosto, es la fiesta más antigua del territorio segoviano y una de las más longevas del ámbito nacional.

La XXI edición de la fiesta 'Cuéllar Mudéjar' llega este fin de semana a la villa segoviana con juglares, bailes, justas y torneos, conciertos, teatro de calle, actividades infantiles, muestras de artesanía y talleres.

 

El parque de la Huerta del Duque, frondoso bosque que durante siglos fue coto de caza, zona de recreo y labrantío de la Casa Ducal de Alburquerque, servirá como marco para esta recreación, ya que se ubica a los pies del castillo de Beltrán de la Cueva y en las proximidades del molino de viento más antiguo hallado en Castilla y León, conocido como 'El Cubo'.

 

La programación festiva concentra juglares, bailes, justas y torneos, conciertos, teatro de calle, así como una selección de artesanos y talleres con el fin de que puedan adquirir y degustar productos de aquella época.

 

El mercado que se habilitará contará con aproximadamente 90 artesanos, que acercarán a los visitantes productos basados en la cera, marroquinería, vidrio, joyería, juguetería y cosmética, así como comerciantes que ofrecerán los tradicionales hornazos, encurtidos, repostería, derivados del vino, licores, lácteos y, por supuesto, embutidos. Asimismo, no faltarán las degustaciones de carnes y de todo tipo de propuestas culinarias.

 

LA COMITIVA REAL

 

Entre los actos programados destaca el recorrido que, el viernes, a las 19.00 horas, realizará la Comitiva Real, engalanada de época, desde el Castillo de Cuéllar hasta la Huerta del Duque, donde será nombrado Alférez Mayor de Cuéllar el escritor Gonzalo Giner.

 

Esa misma noche habrá un espectáculo de danza del vientre y el concierto del grupo 'Maladanza', especializado en música antigua y sefardí.

 

Otras actividades de recreación se sucederán el sábado y el domingo, como son las tradicionales justas y torneos a caballo o combates cuerpo a cuerpo, danzas medievales y muestras de cetrería, sin pasar por alto visitas teatralizadas diurnas y nocturnas, dramatización de calle --como pasacalles o espectáculos de títeres-- y la animación creada por faquires, contorsionistas, zancudos y bufones.

 

Además, para aquellos que deseen aprender los oficios de la época, la organización ha previsto la celebración de talleres "a la vieja usanza" sobre herrería, jabonería, alfarería, encaje, vidriería, alquimia, tiro con arco, esgrima medieval, tarotismo, panadería, repostería o cerería, entre otros.

 

El "encanto" medieval de Cuéllar viene determinado por su naturaleza como ciudad amurallada: se conservan puertas, como la de San Basilio, San Martín y San Andrés, y arcos, como el de Santiago o el de la Judería.

Noticias relacionadas