Estos son los principales timos que tienen a las personas de edad avanzada como objetivo

El 'abrazo cariñoso', el timo del 'tocomocho', las estafas de gas o electricidad y el 'slamming', principales timos hacia las personas ancianas.

Los delincuentes han puesto sus ojos en uno de los colecticos que puede ser más débil a la hora de llevar a cabo ciertos tipo de robo. Así, y tras la desmantelación de un grupo criminal por parte de la Guardia Civil de Salamanca, el cuerpo ha establecido cuáles son los principales delitos y cómo prevenir este tipo de actos.

 

'ABRAZO CARIÑOSO': Los delincuentes actúan desde el interior de su vehículo, preguntando a la víctima por algún lugar, (Centro de salud…) posteriormente abrazan a la víctima agradeciendo su amabilidad a la vez que le sustraen la cadena de oro que lleva colgada y se la sustituyen por otra sin valor, sin que la víctima se percate del cambio; tambien suelen distraer a la víctima, haciéndole entrega de un anillo o collar sin valor, mientras tratan de sustraerle algún anillo o reloj de oro que la víctima porte en sus manos.

 

Para evitarlo hay que procurar no hacer ostentación de joyas  u otros objetos de valor; cuando un vehículo detenga su marcha muy próximo hay que tratar de distanciarse del mismo y desconfiar de las personas desconocidas que tratan de abrazarnos sin motivo aparente, intentando recabar el mayor número de datos de personas o vehículos con el fin de ayudar a la identificación de los autores de los hechos.

 

TIMO DEL 'TOCOMOCHO': Es una estafa ya tradicional. Suele desarrollarse en lugares de tránsito donde uno de los delincuentes aborda a la víctima manifestando tener un billete de lotería premiado y que por alguna causa no puede cobrar. El estafador ofrece a la víctima venderle el boleto por menos dinero del que corresponde al premio. Para dar mayor credibilidad al timo irrumpirá un seghundo estafador (gancho) que suele ratificar la autenticidad del premio exhibiendo un listado de boletos premiados. Llegando a acompañar e incluso a transportar los estafadores a la víctima hasta su entidad bancaria para obtener el dinero que esta última posea.

 

Hay que desconfiar de cualquier tipo de negocio fácil que requiera de un pago en metálico inmediato por nuestra parte; siempre avisar a familiares, amigos o a las Fuerzas y Cuerpos de seguridad en caso de duda.​​​​​​​

 

ESTAFAS DE GAS O ELECTRICIDAD: En la mayoría de los casos los estafadores son supuestos operarios que trabajan para empresas legales que dicen trabajar como subcontratadas de las grandes empresas distribuidoras de electricidad y gas, pero que actúan con la clara intencionalidad de engañar al consumidor, mediante mentiras y embustes. Se personan en el domicilio de la víctima para realizar la sustitución del contador digital de luz, la revisión del gas o proceden a la sustitución de la goma de butano y/o los reguladores, alegando que es obligatorio, procediendo a cobrar por este trabajo precios excesivos o ilícitos.

 

En este caso debemos saber que son las empresas suministradoras las que nos avisarán telefónicamente o mediante carta de la sustitución de los elementos o la realización de las revisiones, siendo el cobro de los trabajos repercutidos en la factura.

 

En el caso de las instalaciones de gas butano, la revisión periódica se debe de realizar cada 5 años, siendo el titular quien debe solicitar a una empresa instaladora de gas de confianza la revisión reglamentaria., debiendo desconfiar de las visitas inesperadas de empresas instaladoras de gas que se personan en su domicilio para realizar la revisión del gas.

 

​​​​​​​'SLAMMING': Es una práctica abusiva consistente en el cambio de compañía de suministro de gas, luz, agua, sin la autorización del cliente, utilizando técnicas fraudulentas. El estafador se persona en el domicilio de la víctima, y afirmando trabajar para la empresa de suministro del servicio (luz, agua, gas…) le solicita una copia de su última factura, a la vez que informa a la víctima que no le va a cobrar nada, obteniendo de esa manera todos los datos personales y solicitando sin el conocimiento de la víctima el cambio de compañía de suministro.

 

Su empresa suministradora de agua, luz o gas, tiene acceso a los datos de su factura y por tanto no debe de solicitárselos, y si hubiera sido víctima de esta práctica dispone de un plazo de 15 días para retratarse del cambio de compañía, sin coste alguno. Si después de estos consejos se es víctima de algún hecho delictivo, trate de mantener la calma y, si puede, fíjese en los detalles que puedan ayudar a identificar al delincuente.

 

Llame a la Guardia Civil (062) cuanto antes e informe de todos los datos que recuerde. Evite la sensación de culpabilidad por haber sido estafado o engañado, los únicos responsables son los delincuentes

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: