España gana la primera Eurocopa femenina de fútbol sala de la historia

La selección española celebra el título. UEFA

Venció por un claro 4-0 a la anfitriona Portugal gracias a los goles de Mayte Mateo, Anita Luján, Amelia Romero y Vanessa Sotelo.

ESPAÑA: Silvia Aguete; Isa García, Ampi Jiménez, Peque González y Vanessa Sotelo -quinteto inicial-, Marta Balbuena (p.s.), Consu, Mayte Mateo, Anita Luján, Berta, Irene Samper, Amelia Romero, Noelia Montoro y Luci.

PORTUGAL: Catarina; Inês Fernandes, Carla Vanessa, Azevedo y Pisko -quinteto inicial-, Naty (p.s.), Fifó Gonçalves, Janice Silva, Tania Sousa, Catia Morgado, Ferreira, Lidia Moreira, Duarte y Jenny.

GOLES: 1-0, min. 3: Mayte Mateo; 2-0, min. 5: Anita Luján; 3-0, min. 10: Amelia Romero; 4-0, min. 36: Vanessa Sotelo.

ÁRBITROS: Chiara Perona (ITA), Irina Velikanova (RUS) y Gelareh Nazemideylami (IRN). Amonestaron con tarjeta amarilla a Inês Fernandes, Carla Vanessa, Fifó Gonçalves y Ferreira por parte de Portugal.

PABELLÓN: Multiusos de Gondomar, Oporto.

La selección española femenina ha conquistado este domingo la primera Eurocopa de fútbol sala de la historia, gracias a su victoria en la final por un claro 4-0 ante el equipo de Portugal, tras un torneo disputado precisamente en la localidad portuguesa de Gondomar.

 

En un partido igualado a pesar de la diferencia en el marcador, España hizo valer su mayor pegada en la primera parte. Dos tempraneros goles de Mayte Mateo y Anita Luján fraguaron una oportuna ventaja, ampliada con un tanto de Amelia Romero poco antes de cumplirse el minuto 10.

 

El acierto de Mateo fue con un raudo disparo tras una 'pared' con Velasco, mientras que el 2-0 de Luján se consiguió en colaboración con Samper. La '11' de España presionó arriba hasta robar el balón, que cayó a los pies de su compañera para que ésta anotara con un derechazo.

 

Para establecer el 3-0, Romero aprovechó una falta directa desde un lateral; la portera portuguesa, Ana Catarina, falló a la hora de atajar el balón y éste se coló al fondo de la red. Un golpe duro para las locales, que mostraron mucho ímpetu pero muy poca puntería.

 

De ahí al descanso, las portuguesas apretaron y sus rivales gestionaron tal renta sin sustos. Las anfitrionas no se deprimieron y siguieron incordiando la portería defendida por Silvia Aguete, aunque nunca llegó la recompensa para Portugal.

 

La labor defensiva de España, plasmada sobre todo en el desempeño de Isa García y de Ampi Jiménez, desesperó a las lusas. Con portera-jugadora, la sentencia del 4-0 fue obra de Vanessa Sotelo en los compases finales, durante un contraataque sin la guardameta en su sitio.