EQUO apuesta por la confluencia ciudadana en Ganemos Segovia

EQUO ha renunciado a presentar su candidatura a las próximas elecciones municipales en Segovia para apostar por la confluencia en Ganemos, como ya lo hiciera hace unos días la formación Segovia de Izquierdas.

 

A través de un comunicado, el partido ecologista ha señalado que la iniciativa Ganemos está dando respuesta a la demanda ciudadana de cooperación "frente a las políticas neoliberales y de recortes" y que lo está haciendo con el valor añadido de no ceñirse a los partidos políticos, sino integrando a otras organizaciones sociales y a la ciudadanía. Todo ello, agrega, "por la causa común de ganar la política local para las personas".

 

EQUO considera que en España la política local ha replicado el modelo político existente a nivel nacional y que en muchos casos se ha alejado de la ciudadanía y sus necesidades directas.

 

A su juicio, se ha apostado por inversiones millonarias en proyectos insostenibles y de poco o nulo valor social, "poniendo el acento en los intereses económicos y no en sus habitantes", por lo que no cree extraño que las iniciativas municipalistas Guanyem en Barcelona y Ganemos en Madrid estén abanderando el movimiento ciudadano para que la política local gane protagonismo y cambie profundamente.

 

"Lo innovador de estas iniciativas es que nacen con el objetivo de hacer confluir la política ciudadana y la institucional. En estos años hemos entendido que la acción y transformación desde abajo son imprescindibles para el cambio. De la misma manera, la negligencia e incompetencia de los poderes públicos ante la urgencia democrática, social y ecológica, así como su connivencia con el poder económico, nos ha demostrado que la presencia en política es igualmente irrenunciable. Es decir, necesitamos tener un pie en la calle y otro en las instituciones", apunta.

 

EQUO, que ha pedido el apoyo de sus votantes para Ganemos, asegura que la iniciativa ciudadana en Segovia está sabiendo articular muy bien su propuesta más allá de la indignación y de una simple reacción contra las políticas de recortes y neoliberales.

 

A su modo de ver, su manifiesto trasmite una visión "en positivo e ilusionante" del cambio que quiere. Además, introduce "transversal y acertadamente" democracia, justicia y ecología, lo que, en su opinión, le otorga un contenido y una trascendencia política "potente". Por otra parte, ve como un acierto el conceder un papel protagonista a la ciudadanía más allá de la notoriedad pública y liderazgo colectivo de sus promotores.