¿En qué se diferencian los ovarios multiquísticos de los poliquísticos?

Mujer tocándose el abdomén, fertilidad, infertilidad, estómago, regla, dolor ovarios

Una de las patologías más comunes que puede afectar al aparato reproductor de una mujer son los ovarios poliquísticos, pero con frecuencia suelen confundirse con los ovarios multiquísticos.

Una de las patologías más comunes que puede afectar al aparato reproductor de una mujer son los ovarios poliquísticos, pero con frecuencia suelen confundirse con los ovarios multiquísticos y ambos términos suelen utilizarse como sinónimo, lo que es erróneo.

 

"Parece que es lo mismo pero no es lo mismo", distingue el jefe de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional (Madrid), el doctor Juan Vidal Peláez, en una entrevista. La principal diferencia entre ambos es la normalidad del proceso menstrual, que sí se da en los multiquísticos pero no el los poliquísticos.

 

El experto explica que los ovarios multiquísticos se dan en mujeres que tienen "muchos quistecitos, muchos folículos" en los mismos que, sin embargo, tienen reglas normales. En cambio, los poliquísticos no gozan de un ciclo normalizado y tienen retrasos. "Una mujer que tiene ovarios poliquísticos no tiene reglas cada 28 días, las tiene cada dos meses, cada tres, cada cuatro o no las tiene", especica el experto del Ruber Internacional.

 

Por otra parte, los ovarios poliquísticos se caracterizan por infertilidad, mientras que este aspecto no se ve afectado en nada en los multiquísticos. "Una mujer con ovarios poliquísticos no se queda embarazada si no es con tratamiento. Con tratamiento se quedan todas o prácticamente todas", explica el doctor Vidal. El Departamento de Salud y Servicios Humanos estadounidense indica que una de cada diez mujeres en edad fértil sufren de ovarios poliquísticos.

 

El resto de síntomas de los ovarios poliquísticos, cuya explicación se halla en la producción excesiva de hormonas masculinas o andrógenos (testosterona, androstenediona y sulfato de dehidroepiandroesterona), según Vidal, tampoco se maniestan en las mujeres con ovarios multiquísticos. El doctor Vidal destaca "acné y exceso de vello corporal o hirsutismo".

 

El origen del síndrome tiene una tendencia genética, explica el experto, que también alude a "ciertas alteraciones hormonales a nivel de la hipósis, que está en el cerebro". El Departamento de Salud y Servicios Humanos estadounidense también alude a la obesidad como factor de riesgo para el síndrome de ovarios poliquísticos. Un diagnóstico de ovarios poliquísticos se lleva a cabo con una ecografía transvaginal. Una analítica posterior conrmará el exceso de hormonas masculinas.

 

TIENE TRATAMIENTO

Pero no hay razón para el pánico. Actualmente hay multitud de medicamentos que solucionan el síndrome poliquístico. "Normalizan el funcionamiento de los ovarios y la mujer puede quedarse embarazada", apunta el doctor Vidal. Mujer tocándose el abdomén, fertilidad, infertilidad, estómago, regla, dolor ovarios.

 

Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

 

Estos medicamentos son fundamentalmente los anticonceptivos hormonales como la píldora, el parche, las inyecciones, el anillo vaginal y el dispositivo intrauterino hormonal. Sin embargo, los primeros tratamientos para este trastorno eran quirúrgicos. En concreto, los médicos llevaban a cabo una resección de los ovarios. "No se quitaban sino que se resecaban y con eso mejoraban", matiza el doctor Vidal.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: