height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

"El señor Vázquez se va a hartar de pedir mi dimisión, que se tome una tila"

El secretario regional de Podemos, Pablo Fernández, se reafirma en que seguirán denunciando casos de presunta corrupción como las escuelas infantiles de Salamanca.

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha valorado este lunes que su homólogo del Partido Popular, Francisco Vázquez, "se va a hartar de pedir mi dimisión" tras la solicitud efectuada por este al conocerse el archivo de una denuncia contra el alcalde de Salamanca y presidente de los populares Alfonso Fernández Mañueco, y ha aconsejado a Vázquez "que se tome una tila, que esté tranquilito".

 

Fernández ha recordado que "el PP es un partido que está inmerso en tramas de presunta corrupción, como el tema de las escuelas infantiles de Salamanca, y yo voy a ser inmarcesible en la lucha contra las prácticas anómalas e irregulares".

 

El secretario regional de Podemos ha manifestado que "tengo la conciencia muy tranquila, nosotros pensábamos que había claros indicios de irregularidades en el asunto de las guarderías infantiles en Salamanca y cumplimos con nuestro deber, que era poner estas informaciones en conocimiento de la Fiscalía".

 

En este sentido, ha indicado que la Fiscalía ha emitido una resolución "en la que dice que no ve indicios de delito y nosotros respetamos la decisión aunque seguimos pensando que sí había indicios de posibles irregularidades".

 

Pablo Fernández ha valorado también la reaccion del PP de Castilla y León señalando que "denota nerviosismo por su parte y de ella se infiere quien es la oposición en Castilla y León y quien les preocupa".

 

"Si el señor Vázquez pide la dimisión por presentar una denuncia ante la fiscalía, el PP desconoce lo que significa el verbo dimitir, si piden mi dimisión por esta cuestión deberían dimitir el 95% del Partido Popular", ha añadido, apuntando que "seguiremos incansables denunciando lo que consideremos prácticas anómalas. No nos van a asustar".