El salmantino Raúl Prieto se reencuentra con 'La función por hacer', la obra que hace diez años consolidó su carrera

La obra que cambió la escena española hace diez años se vuelve a representar por última vez hasta el 26 de julio, con el elenco original en el que se encuentra el actor salmantino, que fue nominado en los premios Max por su interpretación. 

Hace 10 años, una pequeña obra en el hall de un teatro, se convirtió en un éxito y una obra que según muchos cambió la escena española. Era 'La función por hacer' que supuso el despegue de Miguel del Arco como director, y la confirmación de actores y actrices como Barbara Lennie y el salmantino Raúl Prieto.

 

Después de saltar a la sala pequeña del Teatro Español, ganar siete premios Max y girar por Europa y América, la libre adaptación de Seis personajes en busca de autor de Pirandello logró convertirse en un referente que conquistó a crítica y público. Para celebrar su décimo niversario, vuelve a representarse por última vez, del 26 de junio al 26 de julio, con el elenco original y en el teatro Kamikaze con su reparto original entre el que está el propio Prieto.

 

Por su interpretación, Prieto consiguió una nominación a los premios Max como mejor actor de reparto y lo hizo tras haberse convertido en una cara conocida con papeles destacados en las series de Televisión Española Amar en tiempos revueltos La Señora.

 

Licenciado en Periodismo por la Universidad Pontificia de Salamanca, fue asiduo en el escenario en las representaciones del grupo teatral universitario La Máscara. Poco después protagonizó su primer largometraje, Fiesta, con Manuel Sanabria y Pocho Villaverde, y después llegaron decenas de serie, películas y obras teatrales. Una carrera afianzada gracias esta obra de La función por hacer con la que se reencuentra. 

 

SINOPSIS DE 'LA FUNCIÓN POR HACER'

 

Comienza una función más en un teatro cualquiera. Dos actores se afanan sobre el escenario por contar la historia que les ha sido encomendada. La obra en cuestión no aporta nada nuevo, pero es ágil, incluso graciosa por momentos. Un espectáculo más para entretenerse y después salir del teatro y picar algo en el bar de la esquina sin que el sistema nervioso sufra ninguna alteración. Pero algo extraño sucede durante la representación. Cuatro personas aparecen entre el público y se quedan inmóviles observando a los actores.

 

Precedida por su éxito de público y crítica llega ahora al Corral una de las obras revelación de la pasada temporada. Una adaptación libre de la célebre obra de Luigi Pirandello protagonizada "por una compañía del siglo XXI en un teatro del siglo XXI".