El PSOE denuncia posibles tratos de favor a personal de confianza de la Subdelegación del Gobierno

Juan Luis Gordo

El diputado del PSOE segoviano, Juan Luis Gordo, ha presentado una pregunta parlamentaria en el Congreso para que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones explique un posible "trato de favor" a una trabajadora de la Subdelegación del Gobierno.

El diputado nacional y secretario general  del PSOE segoviano, Juan Luis Gordo, ha presentado una pregunta parlamentaria en el Congreso para que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro, explique un posible "trato de favor" a una trabajadora de la Subdelegación del Gobierno en Segovia por parte de la responsable de esta Administración, Pilar Sanz.

 

Se trata de una persona de confianza de la subdelegada, según dice Gordo, quien quiere conocer qué cambios está promoviendo esta última para conceder supuestamente a la trabajadora una plaza fija, una vez conocidos los resultados de las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.

 

"Se ha tenido conocimiento de la asignación de un nuevo puesto en la Relación de Puestos de Trabajo de la Subdelegación de  Segovia para que la persona de confianza de la subdelegada se quede en ese lugar en vez de regresar a su puesto en propiedad en otra provincia", asegura a través de un comunicado el responsable socialista, antiguo subdelegado del Gobierno en esta provincia.

 

Gordo se queja de que "dé igual" la preparación profesional y formación que tenga la persona de confianza en cuestión y que se esté tratando solo de buscarle un puesto en este organismo, al tiempo que pide también explicaciones a Pilar Sanz, pues "la Administración pública y los empleos públicos no pueden ser un reparto de cromos para beneficiar a amigos".

 

El PSOE lamenta esta forma de actuar, "como si de un cortijo se tratase", que se produce en la Subdelegación del Gobierno en los últimos cuatro años y que se une, según agrega, a "sospechosas concesiones de obras en el edificio a amigos que tienen contratados a familiares de su máxima representante".

 

"Son formas de actuar, de trabajar por lo público y por los ciudadanos que nada tienen que ver con lo que se espera de un representante de una Administración, una forma muy asociada al amiguismo y clientelismo que el PP desarrolla allá donde gobierna", critica.