El Presupuesto de la Diputación de Segovia para 2019 garantiza "solvencia"

Se trata de una cuentas que suponen 58.768.000 euros. Es decir, un incremento del 2,5 por ciento respecto a las de 2018.

El diputado de Administración y Personal y portavoz del grupo del PP en la Diputación de Segovia, José Luis Sanz Merino, ha indicado que el proyecto de presupuestos para 2019 continúa el esfuerzo inversor y garantiza la "solvencia" de la institución.

 

Se trata de una cuentas que suponen 58.768.000 euros. Es decir, un incremento del 2,5 por ciento respecto a las de 2018. En la presentación que ha elevado a cabo este martes ha destacado que el trámite se ha adelantado dos meses este año, con el objetivo de que los ayuntamientos puedan "aprovechar" lo que queda de mandato corporativo. Así, ha descartado un interés electoral, puesto que se dirige a todos los consistorios, independientemente del color político de su gobierno.

 

Sanz Merino ha destacado que el proyecto plantea una reducción de la deuda, con la previsión de que quede en el 26 por ciento y que no alcanzase los diez millones de euros. Un asunto que ha calificado como "preocupación" dentro del PP y del que ha remarcado el avance acumulado desde 2004, cuando la deuda equivalía a 34 millones. Esto, unido al "control" del gasto corriente lleva a unas cuentas "equilibradas".

 

Las inversiones constituyen el capítulo que "más crece". Rozan los ocho millones de euros. Dentro aparece el Plan de Apoyo a Inversiones Municipales (PAIM), que llega casi a los cuatro millones para actuaciones que, cuando se sumen las aportaciones de los ayuntamientos, superarán un global de cinco millones.

 

Además, la Diputación reserva 3,6 millones para inversiones propias y más de 300.000 euros para que el Consorcio Provincial de Medio Ambiente pueda continuar la implantación de las áreas de aportación, que pasan por ser "mini-puntos limpios" en los pueblos.

 

Habrá un nuevo programa para ayudar al arreglo de caminos vecinales, que contará con 200.000 euros y 150.000 para actuaciones urgentes dirigidas al mantenimiento del suministro de agua potable. Sanz Merino también ha afirmado que desaparecen del presupuesto las "consignaciones nominativas".

 

La aportación para la red provincial de carreteras crece un 31 por ciento y llega al millón y medio de euros. Una cantidad a la que en torno a abril se unirán, presumiblemente, los remanentes de tesorería, si un año más la Diputación tiene superávit. Eso puede suponer un millón adicional.

 

Has 1,6 millones de euros irán a la consutrucción del palacio de congresos de La Faisanera. Una cantidad que recoge la parte de los dos millones incluidos en las cuentas de 2018 y que no se van a ejecutar, como ha explicado el diputado. Actualmente avanzan las obras del aparcamiento y por delante quedarán las del interior del inmueble y el equipamiento. La previsión es que la infraestructura no esté lista antes de 2020 ó 2021.

 

El capítulo de personal registra un incremento del 1,1 por ciento, con un aumento lineal de las retribuciones del 2,5 por ciento, según lo que ya aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy. Según Sanz Merino, también se ha buscado "profundizar" en la estabilidad en el empleo de la institución. En cultura continuarán todos los programas y Juventud ve incrementar su asignación hasta los 80.000 euros.

 

Los servicios sociales se mantienen como el gasto "más abultado", con casi 25 millones de euros, para sostener los cuatro centros y la red asistencial, que se lleva unos ocho millones. Mientras, Prodestur cuenta con una asignación un 10 por ciento mayor y llega a los 800.000 euros.