El PP consigue que Juanma Moreno sea presidente de Andalucía con los votos y renuncias de Vox

Vox y PP firman un acuerdo para apoyar al candidato popular en una investidura. La formación de ultraderecha renuncia devolver competencias, cambiar leyes de violencia o expulsar inmigrantes.

Vox ha alcanzado este miércoles un acuerdo con el PP para apoyar la candidatura a la Presidencia de la Junta de Andalucía del líder del PP-A, Juanma Moreno, quien, de este modo, reúne ya los votos necesarios en el Parlamento autonómico para convertirse en el próximo jefe del Ejecutivo andaluz, toda vez que ya tiene también garantizados los de Ciudadanos (Cs). Vox se compromete 

 

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la negociación, después de que ambos partidos hayan mantenido una reunión en el Parlamento andaluz en el que, por parte del PP, han participado su secretario general a nivel nacional, Teodoro García Egea, el propio Juanma Moreno y el portavoz regional del PP-A, Elías Bendodo, y por parte de Vox, su secretario general, Javier Ortega Smith, y su portavoz parlamentario, Francisco Serrano.

 

Con este acuerdo, el líder del PP-A ve garantizada su investidura como presidente de la Junta si la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, lo propone formalmente como candidato tras entrevistarse con los portavoces de los grupos con representación en la Cámara, ya que sumaría los 26 escaños del Grupo Popular, los 21 de Cs y los 12 de Vox, es decir, un total de 59, cuando la mayoría absoluta está fijada en 55 escaños.

 

En la mañana de este miércoles, la dirección nacional del PP presentó en Madrid un documento alternativo para un acuerdo en Andalucía que permita investir a Juanma Moreno como presidente de la Junta, algo que posteriormente han seguido negociando por la tarde en Sevilla. Este martes, ambas partes no lograron cerrar un acuerdo tras una intensa negociación en la que el partido de Santiago Abascal presentó un documento de 19 puntos que los 'populares' calificaron de "inaceptable". De hecho, el PP afirmó que varias de esas propuestas eran un "auténtico despropósito" que no podían respaldar.

 

 

Las renuncias de Vox

 

Sin embargo, al final la formación de ultraderecha ha relajado sus exigencias y eso ha facilitado el acuerdo. Vox ha renunciado en el acuerdo que ha alcanzado con el PP para apoyar la investidura del 'popular' Juanma Moreno como presidente de la Junta a propuestas que planteó inicialmente este martes para que Andalucía renunciara a las competencias de Educación, Sanidad y Justicia, así como para derogar las leyes andaluzas contra la violencia de género, para la promoción de la Igualdad de género y para la no discriminación del colectivo LGTBI.

 

También, Vox renuncia a otras propuestas de este martes como cambiar la fecha de celebración del Día de Andalucía del 28 de febrero al 2 de enero, "en conmemoración de la culminación de la Reconquista", así como a quitar ayudas a inmigrantes ilegales y asociaciones feministas, y reducir Canal Sur a sólo un canal y con la mitad de presupuesto.

 

En el documento, consultado por Europa Press y en el que Vox y el PP se comprometen a apoyar "en primera votación" al candidato a la Junta propuesto por los 'populares', ambos partidos han acordado "cumplir con la legislación vigente en materia de inmigración, evitando todas aquellas decisiones que puedan favorecer un 'efecto llamada' y combatir a las mafias que trafican con personas".

 

Asimismo, se comprometen, entre otras cuestiones, a "crear una Consejería de Familia", a "garantizar la libertad educativa y el derecho de los padres a elegir el modelo que deseen para sus hijos, evitando cualquier injerencia de los poderes públicos en la formación ideológica de los alumnos y permitiendo que los padres puedan excluir a sus hijos de la formación no reglada por actividades complementarias o extraescolares cuando sean contrarias a sus convicciones".

 

También se comprometen a "garantizar la coexistencia entre la educación pública, privada, concertada y diferenciada", a "eliminar las zonas educativas, garantizando la libertad de los padres para escoger el centro educativo", y a "habilitar progresivamente la implantación del Bachillerato en la educación concertada, así como fomentar el Bachillerato Internacional".

 

En relación a la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), PP y Vox han acordado "reducir el gasto, mejorar la eficiencia y racionalizar los recursos" del ente, y "garantizar el servicio público y la neutralidad ideológica e informativa", según se detalla en el acuerdo, de 37 puntos y firmado por los secretarios generales del PP y Vox, Teodoro García Egea y Javier Ortega Smith, respectivamente, así como por Juanma Moreno y el portavoz parlamentario de Vox, Francisco Serrano.