El portero del Málaga, el mejor cómplice de Miguel Torres y Paula Echevarría

La pareja intenta disfrutar así de todo el tiempo que puede para estar juntos a pesar de que cada uno vive en una ciudad y de que sus compromisos profesionales no les permiten disfrutar el uno del otro todo lo que les gustaría.

Miguel Torres y Paula Echevarría están viviendo el comienzo de su historia de amor con mucha intensidad aunque ninguno de los dos ha dado el paso de confirmar su relación.  Sin embargo la pareja continúa con sus encuentros furtivos a pesar de uno vive en Málaga y otro en Madrid.

 

Así el pasado lunes la pareja se encontró en un apartamentos de la capital en el que ya se les ha visto entrar y salir anteriormente. Fue por la tarde cuando se dirigió en coche a la capital -Paula vive en una urbanización de una localidad cercana a Madrid- para encontrarse nuevamente con Miguel Torres.  Tras varias horas en el interior, la pareja salía por separado en coche y Miguel lo hacía en compañía de su amigo,y cómplice, el portero del Málaga, Roberto Jiménez Gago.

 

La pareja intenta disfrutar así de todo el tiempo que puede para estar juntos a pesar de que cada uno vive en una ciudad y de que sus compromisos profesionales no les permiten disfrutar el uno del otro todo lo que les gustaría, pero cuando hay amor hay que arrancar minutos e incluso segundos al tiempo.

 

LA PAREJA CONTINÚA MANTENIENDO SUS ENCUENTROS EN LA MÁS ESTRICTA INTIMIDAD

 

Este ha sido uno más de los encuentros de la pareja en Madrid, hasta donde el jugador se desplaza siempre que se lo permiten sus compromisos futbolísticos. El primero captado por las cámaras se produjo hace unas semanas en uno de los hoteles más lujosos de la capital, el Villa Magna. Aunque en esta ocasión la pareja tampoco se dejó ver junta. Coincidieron en el interior del hotel durante gran parte del día, ya que llegaron a primera hora de la mañana y abandonaron el hotel cerca de las ocho de la tarde.

 

Sin duda alguna este nuevo encuentro entre la pareja vuelve a poner de manifiesto la complicada situación familiar por la que están atravesando Paula Echevarría y David Bustamante y es que como bien dijo la actriz hace algunos días, no hay vuelta atrás en el matrimonio con David. Aunque la decisión del divorció está más que tomada, ninguno de los dos ha confirmado este respecto.