El mercado español del juego, en vías de recuperación tras los años de parón

Según los datos del Anuario sobre el Juego en España.

La industria del juego en España está aún reponiéndose de la crisis económica que golpeó al país en 2008 y se prolongó durante cinco años. Según el Anuario sobre el Juego en España que ha visto recientemente la luz, elaborado de forma conjunta por el Consejo Empresarial del Juego (Cejuego) y la Universidad Carlos III de Madrid, la industria representa en 2018 un 20% menos en comparación con las cifras de 2007.

 

De acuerdo al informe publicado, el pasado año el sector del juego y apuestas en el país ha alcanzado una facturación de 9.870 millones de euros - cantidad que resulta de restar las cantidades jugadas a los premios - lo que supone un crecimiento del 5% respecto a 2017 y continúa una tendencia ascendente que se inició hace cinco años. Además, en 2018 las empresas de juego movieron 41.800 millones de euros.

 

A pesar de la contracción del 20% desde 2007, los 9.870 millones representan ya un 0,9% del PIB español, por encima del porcentaje registrado en 2017 (el 0,8%). El sector público absorbe poco más el 43% del total, repartido entre la ONCE y Loterías y Apuestas del Estado; mientras que el sector privado se lleva casi el 57%, creciendo desde el 55% del año previo. En el Anuario también viene recogido el impacto que la industria del juego tiene en el empleo y los ingresos del Estado.

 

Las empresas del sector contribuyeron en 2018 con 1.340 millones de euros en impuestos a las arcas de Hacienda, y la industria empleó de forma directa a 85.000 personas en España – de las cuales, 47.000 fueron empleados de empresas privadas. A ello hay que sumar los 167.000 empleos indirectos que el sector genera, de manera que la cifra asciende a 252.000 puestos de trabajo totales en el país.

 

Para entender la recuperación que está experimentando la industria hay que echar la vista hacia el segmento online. En 2018, las empresas de juego por internet alcanzaron por primera vez los 700 millones de euros de facturación. Aunque ello supone poco más del 7% de los ingresos totales, es el triple de lo facturado en 2013 y un incremento importante respecto al 6% registrado en 2017. Todos los indicadores interanuales son positivos para las empresas de apuestas por internet en España, y en especial para las páginas de apuestas deportivas.

 

El aficionado español apuesta a deportes online

 

Desde la perspectiva del cliente, el número de usuarios que optaron en 2018 por hacer apuestas deportivas en línea fue un 30% superior que el año anterior, siendo ya más de 800.000 los que apuestan a deportes por internet mensualmente en España – en este caso, de acuerdo a los datos anuales de la Dirección General de Ordenación del Juego, entidad dependiente del Ministerio de Hacienda que se encarga de regular y supervisar el sector del juego.

 

Y es que las apuestas deportivas son no sólo la primera modalidad de juego escogida por los españoles que apuestan en internet, sino también la que más cifra de negocio reporta a las empresas, el 53% del total facturado online; seguida por los casinos, con el 33%, y el póker, con el 11% - lo restante se lo llevan los bingos y concursos en línea. El Anuario también revela que la industria del juego, tanto online como offline, invirtió 412 millones en publicidad a lo largo de 2018 a través de distintas plataformas.

 

Aparte de las acciones publicitarias que se llevan a cabo por televisión y radio, las más numerosas, las empresas de apuestas invierten cada día más recursos en promocionarse en internet. Para ello, lanzan constantemente bonos y ofertas con objeto de captar nuevos clientes online. Es tal la cantidad de opciones, que resulta difícil tener una visión general; por eso, siempre es de ayuda poder contar con alguna herramienta de apoyo de cara a encontrar los mejores bonos de casas de apuestas disponibles online para apostantes españoles.   

 

Por último, el informe anual de Cejuego pone el acento en que España, conjuntamente con Noruega, lidera las clasificaciones de países europeos con menor número de apostantes que tienen problemas con el juego. En un momento en el que crece la presión desde distintos estamentos para que se ponga coto a la expansión del sector, son noticias positivas para las empresas que operan en el país. En relación a ello, el Director General de Ordenación Juego, Alejandro Landaluce, ha declarado que “los datos son buenos, pero queremos seguir mejorando”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: