El Juzgado de lo Mercantil exime a los administradores de responsabilidad en la crisis de Proinserga

El Juzgado de lo Mercantil de Segovia considera que los administradores de Proinserga no tienen responsabilidad en la crisis del Grupo, el más importante que ha existido en la provincia segoviana y principal productor de porcino de la Región.

Tras un laborioso y prolijo trabajo, según han señalado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), el tribunal segoviano ha fallado que el concurso de Primayor Foods, Consorcio Ganadero, Alimentos Refrigerados S.A. (Alresa) y Proinserga Inversiones fue "fortuito" y que la situación no se debió a dolo o culpa grave de quienes las administraban.


La calificación de las empresas se ha resuelto en respuesta a la Administración Concursal y el Ministerio Fiscal, que entendieron que los administradores de las compañías eran culpables de la crisis.

Proinserga fue constituida en 1973 en la localidad segoviana de Fuentepelayo a iniciativa de varios ganaderos para la fabricación de piensos. Tras crecer y diversificar su actividad a través de varias sociedades, su crisis llegó en 2004, poco después de adquirir a Campofrío una red de ocho mataderos con la que pretendía cerrar el ciclo productivo.

El Grupo llegó a contraer una deuda de 50 millones de euros con distintos acreedores tras la insolvencia financiera a la que se vio abocado en 2007.