El IES ‘Mariano Quintanilla’ de Segovia, ganador del Premio Nacional de Iniciación a la Investigación Tecnológica
Cyl dots mini

El IES ‘Mariano Quintanilla’ de Segovia, ganador del Premio Nacional de Iniciación a la Investigación Tecnológica

En la categoría ESO, con el proyecto ‘Codos contra COVID’.

El IES ‘Mariano Quintanilla’ de Segovia, con su proyecto ‘Codos contra COVID’, ha convencido al jurado del Premio Nacional de Iniciación a la Investigación Tecnológica, en categoría ESO, convocado por la Unión de Asociaciones de Ingenieros Técnicos Industriales y Graduados en Ingeniería de la rama industrial de España (UAITIE). En la categoría para Bachillerato, el jurado optó por el trabajo presentado por el IES ‘Pintor Antonio López’.

 

El trabajo ‘Codos contra COVID’ plantea como objetivo “reducir la transmisión del virus en las aulas educativas mediante un sistema de medición de la calidad del aire". El sistema diseñado por las alumnas y alumnos del IES Mariano Quintanilla de Segovia, incluye un dispositivo de medición de los niveles de CO2 en el aire que junto a un análisis previo de la correlación entre los niveles altos de CO2 y la presencia de virus SARS-CoV-2 con alta probabilidad de contagio.

 

Además, este dispositivo recoge otros datos del aula como la temperatura. Todos estos datos los transmite el dispositivo en tiempo real y son procesados por un componente de IoT (Internet of Things) para la posterior visualización y monitorización de datos en una página web.

 

El acto de entrega de los premios tendrá lugar este miércoles, a las 12.00 horas en el Salón de Actos del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid, donde además de la correspondiente ronda de reconocimientos a los jóvenes talentos, se mostrarán sus prototipos y nos presentarán con experimentos prácticos los proyectos ganadores, según confirmó la organización al presidente de la Asociación de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Segovia, Gabriel Vallejo.

 

El Premio Nacional de Iniciación a la Investigación Tecnológica es un concurso de ámbito nacional que viene impulsando la Unión de Asociaciones de Ingenieros Técnicos Industriales y Graduados en Ingeniería de la rama industrial de España, UAITIE, desde el año 2016. Cumple su sexta edición y está dirigida a alumnos del entorno preuniversitario, concretamente a estudiantes de 3º y 4º cursos de ESO y de 1º y 2º de Bachillerato de España, y, según sus organizadores, “nació con el espíritu de estimular y promocionar en edades tempranas el interés de la sociedad en la ingeniería”.

 

Los valores de estos premios están distribuidos en una cuantía de 1.000 € por cada nivel de estudios para los equipos de alumnos triunfadores,y una dotación del mismo importe para los centros docentes que deberán destinar a las aulas tecnológicas de los Institutos premiados.

 

Desde la UAITIE agradecieron la participación de todos los alumnos en este certamen, pese a las circunstancias excepcionales que seguimos viviendo, y por ello, hicieron hincapié en el gran esfuerzo que han tenido que realizar y en el que una vez más han demostrado su ingenio y creatividad.

 

Hay que significar la alta calidad de los trabajos, y les animamos a que continúen descubriendo y explorando sus capacidades y aptitudes, claramente orientadas hacia los estudios universitarios de Ingeniería”, subrayaron, para concluir agradeciendo a la Caja de Ingenieros por el patrocinio en este proyecto.

 

El segundo trabajo ganador, del IES ‘Pintor Antonio López’ de Madrid, con su ‘Análisis de los datos de Copernicus para el estudio de la contaminación atmosférica y acción local para reducir las emisiones contaminantes’, está dividido en dos fases .Primero hicieron varios análisis de los datos de contaminación atmosférica de los satélites Sentinel del proyecto Copernicus, con un proceso de preparación, análisis y visualización de datos con tecnologías como Python, R y la herramienta Earth Engine.

 

Los datos obtenidos y analizados, permitió a los alumnos pasar a la segunda fase y realizar una acción local para contribuir a la mejora de la calidad del aire, que consiste en sustituir la caldera térmica del Instituto por una instalación de aérotermia alimentada por energía solar fotovoltaica. Para ello han realizado un análisis, estudio y proyecto técnico para la instalación de placas fotovoltaicas con la mejor eficiencia y la instalación de una caldera alimentada por energía verde.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: