El Gobierno recupera la idea de cobrar 'peajes blandos' por usar las autovías

Autovía de la Plata dirección León

El Gobierno reconoce que revisará el modelo de peajes de autopìstas y autovías y pide reflexionar sobre la financiación y mantenimiento de estas infraestructuras.

El Gobierno revisará el modelo de peajes en las autovías y autopistas y podría establecer algún tipo de pago 'blando' para los usuarios que iría destinado a sufragar los costes de mantenimiento. Así se desprende de una respuesta parlamentaria que confirma que, aunque hay compromiso de no aplicarlo en breve, se retoma una idea con la que las empresas constructoras y concesionarias han insistido en los últimos años.

 

"La intención del Gobierno es revisar el modelo de peajes de la red viaria de alta capacidad encaminado a garantizar la sostenibilidad y el uso eficiente", asegura en una respuesta parlamentaria desvelada por el senador Carles Mulet. El senador de Compromís ha lamentado que el Gobierno de España "vuelve a insistir en la idea de cobrar por el uso de las carreteras" y ha explicado que así se desprende de la respuesta del Gobierno a la pregunta del senador en la que se interesaba por el cobro de peajes blandos en las autovías.

 

El Ejecutivo abunda en su respuesta en que, a través del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha manifestado en reiteradas ocasiones la necesidad de que se lleve a cabo una reflexión profunda y consensuada del sistema de financiación de las infraestructuras.

 

El Ministerio de Fomento anunció meses atrás que no adoptará decisión alguna sobre la eventual articulación de un peaje para circular por las autovías durante esta Legislatura, pero no renuncia a iniciar un proceso que puede acabar en el pago de algún tipo de canon o tasa a los usuarios para sufragar el conste de mantenimiento de las autovías y autopistas, toda vez que hay planes para liberalizar de peajes estas últimas.

 

La disposición de no decidir sobre el eventual cobro por uso de las carreteras en esta Legislatura y levantar peajes forma parte de la respuesta que Fomento ha dado a estos y otra decena de asuntos planteados en noviembre al Gobierno por el sector de los transportistas por carretera hace un año, que incluso advirtió de la convocatoria de paros en caso de no tuvieran una respuesta satisfactoria.

 

La idea la ha defendido con ahínco la patronal que agrupa a las grandes constructoras, Seopan, que periódicamente revoluciona la actualidad con una nueva propuesta para que los usuarios sufraguen directamente la construcción y mantenimiento de autopistas y autovías. La última idea es cobrar por acceder a las grandes ciudades, dando a elegir entre carriles libres con más tráfico o de pago con mayor fluidez. En octubre de 2017 ya propusieron pagar por circular en autovía entre uno y tres céntimos por kilómetro.

 

La idea es que los usuarios sostengan con algún tipo de tasa o impuesto el coste de mantener las vías de gran capacidad con algún tipo de tasa o impuesto que reporte los entre 60.000 y 110.000 millones de euros que costaría construir y mantener autovías y autopistas durante los próximos 25 años. Obras que harían, claro, estas grandes empresas.