El escándalo de Kiko Rivera que puede hacer peligrar su relación

Kiko Rivera (Foto: E. P.)

El marido de Irene Rosales pasó una noche en un hotel de Galicia junto a un amigo y una atractiva chica rubia. Hasta allí se desplazó el marido de la joven, completamente furioso.

No corren buenos tiempos para la familia de Kiko Rivera e Irene Rosales. Lleva habiendo durante muchos meses rumores sobre la crisis matrimonial que están sufriendo pero ninguno de los dos han afirmado nada, simplemente lo han desmentido.

 

Hoy, Pepe del Real ha aprovechado su colaboración en el programa de Ana Rosa para desvelar una información que nos ha dejado con la boca abierta. Siempre estuvo la sombra de la infidelidad en la persona de Kiko Rivera, ya que todas las mujeres con las que había compartido su vida, se han sentado tarde o temprano en los platós de televisión a contar las deslealtades de este con tras personas.

 

Además, sus propias amantes también se han hecho famosas en los diferentes programas por contar su historia con el hijo de Isabel Pantoja, pero ¿qué ha sucedido ahora? Después de que Irene Rosales no pasase Nochebuena en Cantora por el delicado estado de salud de los padres de esta, saltaron todas las alarmas y ahora, Pepe del Real nos confiesa que el 4 de enero: "Cuando termina la actuación Kiko, van al hotel en una furgoneta y ven bajarse a una chica rubia que venía animada, Kiko y un amigo de él. Entran al hotel y van a l habitación de Kiko".

 

Una información que no tiene por qué malinterpretarse, así mismo lo ha comunicado el periodista de Ana Rosa. La información no quedaba ahí y es que: "La sorpresa llega a las cinco y media de la mañana que llega al hotel el marido de la chica rubia aporreando la puerta, diciendo que si no sale su mujer llama a la Policía Local porque personas que estaban con su mujer le habían dicho que no estaba en condiciones. Lo que hace la recepción del hotel es llamar a la habitación y consiguen que baje esta joven, ya que no estaba obligada a nada, y que el marido no llame a la Policía".

 

No sabemos si Kiko Rivera querrá hablar de lo ocurrido o no, pero por el momento simplemente se trata de un acontecimiento que ocurrió el día 4 de enero por la noche después de una actuación del cantante. Recordemos que en la habitación no se encontraba el hijo de Isabel Pantoja en solitario, sino que estaba con un amigo.