El cierre selectivo de interior de hostelería en Castilla y León ya es oficial: municipios afectados y hasta cuándo
Cyl dots mini

El cierre selectivo de interior de hostelería en Castilla y León ya es oficial: municipios afectados y hasta cuándo

Una terraza con clientes en Madrid. Foto: EP

Los 21 municipios, entre ellos cinco capitales, que tendrán que cerrar interior de bares y restaurantes y locales de juego hasta el 19 de abril.

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica este martes el acuerdo de la Junta por el que se cierra el interior de bares y restaurantes y salas de juego y apuestas en las localidades con una incidencia acumulada a 14 días de más de 150 casos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes. La medida afecta a 21 municipios de siete provincias de la Comunidad.

 

Capitales

Las capitales en las que no se podrá abrir el interior de los establecimientos hosteleros serán Burgos, Palencia, Segovia, Soria y Valladolid.

 

Municipios

Son 21 en total, contando las capitales. En concreto, en Burgos se prohibirá la apertura del interior de establecimientos en Miranda de Ebro, Medina de Pomar y Briviesca; en Palencia, Aguilar de Campoo, Villamuriel de Cerrato, Cervera de Pisuerga, Venta de Baños; en León, Villablino y La Pola de Gordón; en Salamanca, Carbajosa de la Sagrada, Santa Marta de Tormes y Villamayor; en Segovia en Riaza y en El Espinar; en Valladolid, Tudela de Duero y, por último, en Soria, El Burgo de Osma.

 

En principio estas restricciones sólo se iban a adoptar en municipios mayores de 5.000 habitantes, pero el alto número de casos registrados en Riaza, Cervera de Pisuerga y La Pola De Gordón ha llevado a la Junta a incluirlos en el listado dada la mala evolución en la incidencia del virus detectada en estas localidades.

 

Fechas

El acuerdo tiene vigencia desde hoy y se extiende durante 14 días, hasta el 19 de abril, incluido. Además, la Junta actualizará cada siete días el anexo de términos municipales afectados que se puedan incorporar a esta lista.

 

Las medidas

Las medidas sanitarias preventivas pasan por la suspensión de todas las actividades de restauración en el interior de los establecimientos, con las siguientes excepciones: servicios de entrega a domicilio o recogida en el establecimiento o en vehículo; los restaurantes de los hoteles y otros alojamientos turísticos, que pueden permanecer abiertos siempre que sea para uso exclusivo de sus clientes, sin perjuicio de que también puedan prestar servicios de entrega a domicilio o recogida en el establecimiento; y los servicios de restauración integrados en centros y servicios sanitarios, sociosanitarios y sociales, incluyendo las actividades de ocio infantil y juvenil, los comedores escolares y los servicios de comedor de carácter social.

 

Además, también se exceptúan otros servicios de restauración de centros de formación y los servicios de restauración de los centros de trabajo destinados a las personas trabajadoras; y los servicios de restauración de los establecimientos de suministro de combustible o centros de carga o descarga o los expendedores de comida preparada, con el objeto de posibilitar la actividad profesional de conducción, el cumplimiento de la normativa de tiempos de conducción y descanso, y demás actividades imprescindibles para poder llevar a cabo las operaciones de transporte de mercancías o viajeros.

 

También se suspende por completo la actividad de las casas de apuestas y locales de juego.

 

Centros comercilaes y gimnasios

La medida sólo afectará a hostelería y casas de apuesta, mientras que para gimnasios y centros comerciales se mantiene los niveles marcados en el semáforo inicial, pese a que en el pasado han sufrido cierres conjuntos con la hostelería y el juego. Sanidad mantiene su recomendación de hacer ejercicio al aire libre.