El Centro Segoviano de Madrid cree que con la Medalla de Oro de la Provincia la Diputación premia su servicio a los segovianos

Entrega de medallas

Durante todo este tiempo el centro ha tenido las puertas abiertas para que Segovia no estuviera tan lejos para todos aquellos que tuvieron que abandonarla. Además, es un motor de vida cultural y abandera el amor a la tierra como pocas instituciones. 

La embajada de la provincia en la capital de España tiene un nombre y cumple cien años de vida: El Centro Segoviano de Madrid. El decano de las casas regionales alcanza un siglo de existencia sirviendo de hogar a todos aquellos que tuvieron que dejar su casa en algún lugar del territorio segoviano y se trasladaron a Madrid fundamentalmente para trabajar.

 

Durante todo este tiempo el centro ha tenido las puertas abiertas para que Segovia no estuviera tan lejos para todos aquellos que tuvieron que abandonarla. Además, es un motor de vida cultural y abandera el amor a la tierra como pocas instituciones. 

 

Por sus cien años de vida, ser el principal y más importante de los Centros Segovianos e imagen en el que se han mirado los demás y por su incansable trabajo en la defensa de la tierra segoviana y ser un gran mecenas de la cultura segoviana, la Diputación ha concedido al Centro la Medalla de Oro de la Provincia, que se entregará el jueves 30 de mayo en el transcurso de un acto institucional que discurriráen el Teatro Juan Bravo con motivo de la celebración del Día de la Provincia.

 

 

Una decisión que los socios de la institución han recibido con alegría y satisfacción y que les hace estar en deuda con la Diputación "por tan alto honor", según ha afirmado Antonio Horcajo, al frente de la institución desde hace 24 años.

 

Horcajo expresa que otro de los valores que se premia con la concesión de la Medalla es haber servido con honestidad a los segovianos allá donde se está. "Los servicios que los ausentes han querido seguir prestando a sus pueblos y su provincia através del centro, que sigue siendo ese punto de reunión para los que tuvieron que irse".

 

Este compromiso y espíritu de amor a la tierra que planea en el centro se quiso refrendar para defenderestos valores con la creación hace 25 años de los Premios Tierra de Segovia y más recientemente con los de Fidelidad a la Tierra "Manuel GonzálezHerrero". 

 

Plataforma cultural

Pero aparte de ser ese el punto de referencia segoviana en la primera ciudad de España, el Centro Segoviano lleva a cabo una gran actividad social y sobre todo cultural. Las instalaciones de la Calle Alburquerque son un motor de dinamización y una plataforma de difusión para todo lo relacionado con Segovia en Madrid. Aparte de sede social, allí se presentan libros, se ofrecen conferencias, se realizan exposiciones, reuniones, comidas de hermandad y hasta sirve de sede para la Asociación de Empresarios Segovianos en el Exterior.

 

Una sede, la actual, que el Centro Segoviano adquirió por 16 millones de pesetas en 1964 y a la que se mudó desde la antigua en la Puerta del Sol.  Como las cuotas de los socios eran insuficientes para hacer frente a la deuda se decidió alquilar parte del edificio, dando lugar a un restaurante y lo que a la postre se convirtió en otro de los emblemas culturales y musicales de la capital: la sala Clamores. El centro es autosuficiente y le permite gozar de autonomía.

 

Liderado por algunos de los más insignes personajes segovianos como el escultor Emiliano Barral, el dulzainero Agapito Marazuela o el marqués de Lozoya, Juan de Contreras, hasta llegar al actual Antonio Horcajo, por sus salas han pasado otros destacados segovianos como Aniceto Marinas, Teófilo Hernando o Antonio García Tapia.

 

Muchas personalidades vinculadas al centro a través de su historia, aunque su actual presidente lo que destaca es que trata de que todos los que pasen por el centro "se sientan hermanados y vinculados con Segovia".

 

Centenario

A lo largo de las diez décadas de existencia de esta institución el centro sigue confiando en el futuro que tiene por delante y defendiendo la pervivencia y vigencia de la defensa del segovianismo. 

 

Ahora, inmersa en el programa de actos conmemorativos del centenario, que comenzarán el próximo 6 de mayo con la inauguración en la sede de la calle Alburquerque de un gran mural de 8 metros de largo por 3 de alto realizado por el artista José Luis Saura, que recorre la historia de Segovia hasta el momento actual a través de sus hitos y personajes más emblemáticos.

 

También desarrollando un plan para atraer a los jóvenes que den continuidad al centro y también tratando de ser un actor que contribuya a aportar iniciativas a problemas que afecten a la provincia, por ejemplo, la despoblación. "Hay que trabajar mucho y con inteligencia para invertir esta tendencia y hablar de repoblar en lugar de despoblar y en ello juegan un papel importante la mejora de las infraestructuras".

 

El presidente del Centro Segoviano de Madrid, aboga por seguir estrechando los lazos entre las dos provincias, de raíces históricas comunes, como recuerda en el trabajo que está realizando 'Segovia-Madrid una misma tierra; Madrid-Segovia, un mismo pueblo' y que pronto verá la luz.