El cadáver encontrado en la sierra de Madrid es el de la desaparecida, Blanca Fernández Ochoa

La exesquiadora le dijo a su hija que se iba al norte de España unos días a hacer senderismo, pero dejó su móvil en casa y su familia empezó a sospechar y denunciaron su desaparición el pasado 23 de agosto. Un día después, fue vista en un centro comercial próxima a su casa. Desde un primer momento, la investigación apuntaba a una desaparición voluntaria, una hipótesis que cobró fuerza tras encontrar el coche de Blanca Fernández Ochoa en un aparcamiento en la zona del Parque Natural de las Dehesas, cerca de las localidades madrileñas de Cercedilla y Fuenfría.

 

Un gran operativo de búsqueda peinaba la sierra de Madrid desde entonces en busca de cualquier pista que les llevara hasta ella. Un perro policía, guiado por un guardia civil retirado, halló en la mañana de este miércoles el cadáver de una mujer en la zona del pico de la Peñota de Cercedilla, donde estaban buscando a la exesquiadora.

 

Fue un vecino de Cercedilla el que informó hoy a los agentes que se había encontrado con Blanca a finales de agosto y que le había dicho que iba a subir a caminar por esa zona. Por ello, se ha preparado esta mañana una ruta específica para peinar esa zona y entonces, en un momento dado, sobre las 13.30 horas, un perro ha hallado un cadáver.