El barrio de Nueva Segovia ya recordará siempre al sacerdote Hipólito Prieto

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, descubre la placa con el  nombre de travesía de Hipólito Prietocoincidiendo con el primer aniversario de su fallecimiento.

Hipólito Prieto García (1943-2019), el que fuera párroco durante 27 años de la iglesia de la Resurrección del Señor, ha recibido el homenaje de los segovianos y muy especialmente de los vecinos de Nueva Segovia, barrio al que llegó en 1987 y en el que permaneció hasta su traslado a la iglesia del Carmen en La Albuera en el 2013.

 

A partir de ahora y coincidiendo con el primer aniversario del fallecimiento del sacerdote, la travesía de los Poetas (entre las calles Jorque Manrique y Baltasar Gracián) se conocerá como travesía de Hipólito Prieto. De esta manera, el nombre de D. Hipólito, como le conocían en el barrio, figurará en las placas colocadas en la calle situada junto a la iglesia en la que ejerció su pastoral y para cuya construcción contribuyó de manera decisiva.

 

Hipólito Prieto se ordenó sacerdote en 1967. Se licenció en psicología por la universidad Complutense de Madrid para después convertirse en Doctor por esta disciplina. Fue el primer párroco de la iglesia de la Resurrección del Señor, primero en el pequeño local que sirvió como parroquia y a partir del año 2000 desde la iglesia construida en la avenida Vicente Aleixandre.

 

Su labor estuvo estrechamente unida a la acción parroquial, al trabajo diario y de servicio a sus vecinos, independientemente de ideologías políticas y/o creencias religiosas.

 

Se reconoce, así, su trabajo social, su contribución a la construcción de un barrio, de una comunidad.

 

D. Hipólito fue muy querido por sus feligreses, cariño que la asociación de vecinos San Mateo, respaldada por la asociación de vecinos de La Albuera, del grupo de Cáritas Diocesana, de la asociación de fiestas de San Mateo y de la Cofradía de santa Águeda, entre otros colectivos, recogió y trasladó al Ayuntamiento de Segovia pidiendo a la corporación el correspondiente reconocimiento público. De esta manera, el pasado 27 de diciembre el Pleno municipal por unanimidad aprobaba distinguir a Hipólito Prieto García con la designación de una calle con su nombre, un acto que se ha materializado con el descubrimiento de la placa a cargo de la alcaldesa, Clara Luquero, el obispo de la diócesis, César Franco, los hermanos del sacerdote, Félix y Agustín, y el presidente de la asociación de vecinos de Nueva Segovia, Francisco Fernández, coincidiendo con el primer aniversario del fallecimiento de Hipólito Prieto García.