El Ayuntamiento recurre a ovejas y caballos para controlar la vegetación alrededor de la capital
Cyl dots mini

El Ayuntamiento recurre a ovejas y caballos para controlar la vegetación alrededor de la capital

Imagen: Archivo

El Ayuntamiento de Segovia ha optado por utilizar la antigua práctica del pastoreo para controlar el crecimiento de la vegetación en determinados espacios públicos de la ciudad.

En virtud del un acuerdo con la Junta Agropecuaria Local, los rebaños pastan por El Pinarillo, monte de utilidad pública, la zona adyacente del Velódromo y el parque del cementerio.

 

Los caballos también han entrado en las fincas particulares situadas junto a la calle Antonio Coronel en el barrio de San Lorenzo, donde permanecen durante la temporada de mayor crecimiento de la vegetación.

 

El empleo de ovejas y équidos resulta un método alternativo y más barato que el desbroce, en el que se requiere de personal y medios. Además, la práctica mejora la estética del paisaje al proporcionar un aspecto de hierba pastada, como cuando se siega el césped, que ocasiona un menor impacto visual, según subrayan fuentes municipales.

 

El uso de los rebaños en las parcelas municipales periurbanas, con todos los permisos y controles necesarios, contribuye además a minimizar el riesgo de incendio en zonas muy transitadas.

 

El Ayuntamiento de Segovia insiste en que la colaboración de los ciudadanos es fundamental para la prevención del fuego y recuerda a los propietarios de fincas rústicas o urbanas próximas al casco urbano la obligación de mantener éstas en un adecuado estado de conservación y conforme a la normativa.

 

La finalidad es eliminar el riesgo de incendio ante la llegada de la época estival y la de máximo riesgo, que abarca del 1 de julio al 30 de septiembre.