El Atlético defiende su renta ante un Cristiano enrabietado

El Atlético a manejar el 2-0 ante Cristiano y los suyos

El Atlético de Madrid parte como favorito para sellar este martes su pase a cuartos de final de la Liga de Campeones en Turín (21.00 horas/Movistar Liga Campeones), donde le espera una Juventus menoscabada por la derrota de la ida (2-0).

Los goles en la recta final del partido de sus centrales José María Giménez y Diego Godín allanaron la eliminatoria para el Atlético en el Wanda Metropolitano, aunque el equipo rojiblanco sabe que le espera una dura batalla en Italia ante un rival que lleva varios años rozando la gloria en la Liga de Campeones y que promete batalla para no despedirse antes de tiempo.

La rabia de Cristiano Ronaldo, exhibida con su gesto con la mano abierta al público 'colchonero', al que le recordó las cinco 'Champions' que ha ganado a lo largo de su carrera, es el principal argumento de la 'Vecchia Signora', que se juega la emoción de su temporada a un partido, puesto que tiene la Serie A más que sentenciada.

Los 18 puntos de ventaja sobre el Nápoles, segundo clasificado, permitieron a Massimiliano Allegri realizar multitud de rotaciones en el último partido ante el Udinese, aún así saldado con mucha comodidad (4-1). Así, Cristiano Ronaldo, Mario Manduzkic y Giorgio Chiellini descansaron y Paulo Dybala, que no tiene la titularidad garantizada y podría dejar su sitio a Bernardeschi, apenas jugó 20 minutos, aunque la mala noticia fue la lesión de Andrea Barzagli.

El experimentado central causará baja este martes al igual que los también lesionados Sami Khedira y Mattia De Sciglio y el sancionado Alex Sandro, lo que podría inclinar a Allegri a buscar una sorpresa táctica con un sistema de tres centrales, duda que hace oscilar la alineación entre Leonardo Spinazzola o Martín Cáceres.

Idéntico problema en esa zona del campo se le presenta a Diego Pablo Simeone, ya que siguen lesionados Lucas Hernandez y Filipe Luis, que se unen a las bajas ya conocidas por sanción de Diego Costa y Thomas Partey, cuyo reemplazo es más 'sencillo'.

MORATA VUELVE A UN SITIO ESPECIAL

Pese a que el Atlético sí vive con emoción LaLiga, donde sueña con inquietar el liderato del Barcelona, pudo guardas fuerzas en la exigua victoria ante el Leganés (1-0). No jugaron los sancionados Koke y Diego Godín, que espera volver tras sufrir una contusión muscular, ni Álvaro Morata, mientras que Antoine Griezmann fue relevado al descanso.

Así pues, la columna vertebral del equipo llegará fresca, incluido el mencionado Morata, que vuelve a un estadio donde es muy querido y donde probablemente vivió sus mejores días como futbolista. Si el madrileño marca en su antigua casa, el Atlético dará un paso de gigante hacia la clasificación.

La historia reciente también invita al optimismo. Desde que cayó ante el Udinese en la fase de grupos de la Liga Europa 2011/12, el Atlético le tiene cogida la medida a los clubes italianos, con los que ha sumado ocho victorias y dos empates en sus últimos diez enfrentamientos. Repetir cualquier de esos resultados le aseguraría el pase y alargaría la 'pesadilla' de la Juventus con los equipos españoles, después de que Barcelona y Real Madrid le hayan cerrado las puertas los últimos años.

Griezmann, Correa y Giménez están apercibidos de sanción y, en caso de ser amonestados, se perderían la hipotética ida de cuartos de final. En cualquier caso, antes de pensar en eso el Atlético debe mostrar todo su coraje en Turín y hacer buena su ventaja en esta 'Champions' alocada, que ya ha vivido las sorprendentes eliminaciones tras sendas remontadas en contra de grandes favoritos como Real Madrid y Paris Saint-Germain.