El 20% de los habitantes de Segovia tiene que salir de su localidad para acceder a una entidad bancaria

Cajero automático.

Un total de 4.114 municipios españoles carecen de oficinas bancarias, lo que supone el 50,7% del total de pueblos del país, según datos de 2016 recopilados por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).

Según un análisis del director adjunto del Ivie y catedrático de la Universitat de Valencia, Joaquín Maudos, esta exclusión financiera afecta a las 1,26 millones de personas que residen en estas localidades, un 34,2% más que en 2008, antes de la crisis y de la reestructuración del sector financiero. En conjunto, representan el 2,7% de la población española, frente al 2% en el año 2008.

 

Castilla y León es la autonomía más afectada por la exclusión financiera, pues el 16% de su población --392.003 personas-- no cuenta con una oficina bancaria en su municipio. La exclusión se acentúa en provincias como Segovia donde más del 20% de sus habitantes tiene que trasladarse fuera de su localidad para acceder a una sucursal bancaria.

 

De hecho se han cerrado en la provincia segoviana el 37% de sucursales bancarias entre 2008 y 2017.

 

Ante estos datos y ante la previsión de que se seguirán cerrando oficinas bancarias para garantizar la viabilidad del sector, el Ivie considera "importante" que tanto las entidades financieras como las administraciones públicas implementen medidas para evitar la exclusión financiera.

 

En este contexto, consideran que la banca online es "la mejor vía", si bien subrayan que es necesario "asegurar" que el acceso a internet alcance toda la geografía española. Los colectivos más afectados por el cierre de oficinas son las personas mayores y con menor cultura financiera.