Drylock fabricará en Segovia 4 millones de mascarillas FFP1 y creará 18 nuevos puestos de trabajo

Interior de la factoría segoviana en una imagen de archivo. - DRYLOCK

El objetivo del proyecto es garantizar el suministro de mascarillas homologadas para cubrir las necesidades a lo largo del proceso de desescalada tras la crisis del coronavirus.

La multinacional Drylock Technologies, desde su factoría segoviana, y la Junta de Castilla y León, desde la Consejería de Fomento, han establecido un acuerdo de colaboración para dotar a colectivos y organismos de la comunidad de más de cuatro millones de mascarillas quirúrgicas en los próximos tres meses y que, además, generará 18 nuevos puestos de trabajo para la nueva línea de producción.

El objetivo del proyecto es garantizar el suministro de mascarillas homologadas para cubrir las necesidades a lo largo del proceso de desescalada tras la crisis del coronavirus, según ha informado la multinacional a través de un comunicado remitido a Europa Press.

El Consejero de Fomento y Medio Ambiente, José Antonio Suárez Quiñones, adelantó este miércoles que la Junta ha adquirido en la provincia de Yancheng (China) una línea específica para la fabricación de la mascarilla FFP1, para contar con una producción "mínima y controlada".

Las conversaciones entre Drylock, impulsor del proyecto denominado 'Mascarillas con alma', y el Gobierno regional, se iniciaron hace un mes, permitiendo la adquisición por parte de la Consejería de Fomento de la maquinaria específica, que saldrá del aeropuerto de Shangai el próximo día 13. El equipamiento viajará a España en el avión que fletará la Junta de Castilla y León junto al material necesario.

Drylock, una de las empresas líder en fabricación de productos absorbentes de higiene íntima, ha preparado "en tiempo récord" un espacio independiente para la línea de fabricación de este material sanitario.

El proyecto supone una inversión cercana a los 800.000 euros que financian por igual la Junta de Castilla y León y Drylock, con la ayuda del Banco de Santander que aporta desde el 'Fondo Solidario Juntos', 30.000 euros.

La factoría segoviana, ubicada en el Polígono de Hontoria, culminará en los próximos días el nuevo espacio industrial, anexo a la fábrica, diseñado por su equipo de ingenieros.

Una sala blanca de 200 metros cuadrados espera la llegada de la maquinaria adquirida por el Gobierno regional, con una capacidad de producción de 100.000 mascarillas día, lo que supondrá contar el primer mes con cerca de 2 millones de unidades.

El proyecto ensambla dos conceptos que guían el trabajo de la multinacional arraigada en Segovia, cuya factoría funciona desde mayo de 2018.

"Drylock aporta la experiencia de gestión económica y capacidad tecnológica del grupo, así como su vertiente solidaria, donde los principios de igualdad, cooperación y compromiso, permitirán romper la dependencia de los mercados asiáticos y ayudar así al Gobierno regional de Castilla y León a superar el problema de abastecimiento de un producto de primera necesidad en esta pandemia", explica el director general de Drylock España, Miguel Ángel González.

"El acuerdo de colaboración permitirá mantener un coste estable de fabricación que por unidad no superará los 0,50 euros, lo que garantiza un ahorro a las arcas públicas en la compra de un material cuyos precios se han disparado ante la demanda en la pandemia global", explica González.

No es la primera vez que la multinacional, con sede en Bélgica y plantas de producción distribuidas en varios países, colabora desinteresadamente aportando material de protección en la crisis del COVID-19.

Desde principios de marzo, un acuerdo entre Drylock-Chequia y la Technical University de Liberec ha permitido dotar de mascarillas al país checo.

Noticias relacionadas