Dos detenidos por robo de tarjetas bancarias mediante el 'método de la siembra'

EUROPA PRESS/GOOGLEMAIL

La Policía Nacional detuvo a dos jóvenes en Segovia como presuntos autores del robo de tarjetas bancarias mediante el conocido como 'método de la siembra', que permite a los delincuentes apoderarse de la tarjeta de su víctimas tras distraerlas cuando estas se encuentran sacando dinero del cajero automático.

Los detenidos, como presuntos autores del robo de tarjetas bancarias mediante el conocido como 'método de la siembra', son S.N.P. y I.L, de 21 y 25 años respectivamente y de nacionalidad rumana. Según fuentes policiales, los dos pertenecen presuntamente a una red criminal itinerante con sede en Madrid, los cuales se apoderaban de la tarjeta de sus víctimas tras distraerlas cuando estas se encontraban sacando dinero del cajero automático.

 

Ambos, acusados de varios delitos de estafa, fueron detenidos por la Policía Nacional en la tarde del 23 de noviembre, cuando los varones presuntamente habían sustraído ya la tarjeta a una persona que estaba en un cajero automático de la calle José Zorrilla, en la capital segoviana. Junto a ellos actuó una mujer, que huyó del lugar y aún no ha sido detenida.

 

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia indican que la rápida intervención policial pudo evitar que los autores hicieran posteriores reintegros con la tarjeta sustraída. Los detenidos tenían en su poder otras tarjetas bancarias, sustraídas a personas que habían sido objeto de hechos similares en otras ciudades. 

 

El 'modus operandi' utilizado para esta modalidad delictiva es el conocido como 'método de la siembra''. Los autores se sitúan próximos al cajero automático de una entidad bancaria y esperan a que alguna persona se acerque a sacar dinero en metálico con su tarjeta. En esos momentos, uno de los autores, generalmente una mujer, se acerca disimuladamente, con el objetivo de observar y memorizar el número PIN o clave bancaria que marca la víctima para extraer el dinero.

 

Una vez conseguido y cuando el cajero está expulsando los billetes y la tarjeta, arrojan unos billetes de escaso valor al suelo para llamar la atención de la víctima, a la que, mediante un 'toquecito' en el hombro o en la espalda, le indican que se le ha caído el dinero.

 

Cuando la víctima se agacha a recogerlo, aprovechan su distracción para extraer la tarjeta que todavía está en el cajero y la cambian por otra de la misma entidad que generalmente pertenece a una víctima anterior. El usuario coge del cajero la tarjeta que han introducido los delincuentes, sin darse cuenta de que no es la suya. Seguidamente, los autores utilizan la propia tarjeta de la víctima y el numero PIN memorizado para realizar extracciones antes de que la tarjeta sea anulada.

 

RECOMENDACIONES

 

La Policía Nacional recomienda hacer uso de las tarjetas bancarias con la máxima discreción, evitando que se vea el número clave cuando se teclee y no dejárselas a terceras personas, ni perderlas de vista durante la realización de pagos en establecimientos comerciales.

 

Al tratarse de un grupo itinerante, continúan las investigaciones para esclarecer otros hechos delictivos similares que pudieran haber cometido dentro del territorio español.