Dos borrones dejan en suspenso a Unionistas en Vigo

El once inicial de Unionistas en Barreiro ante el Celta B (Foto: Unionistas CF)

Un penalti tonto en el minuto 13 rompe los esquemas a Unionistas que en un segundo borrón se complicó más y se quedó cortó en la recuperación (2-1). 

Unionistas tiene los deberes de la temporada casi hechos porque ha realizado buena parte de su tarea con acierto y porque hay rivales que reiteran en el suspenso y eso les está hundiendo poco a poco. Conociendo alguno de esos resultados que no le vienen mal el equipo de Roberto Aguirre se plantó en el Municipal de Barreiro pero sabiendo que aunque hay mucho camino hecho todavía hay que rematarlo y Unionistas debe ser consciente que no puede fiarse y necesita los cinco sentidos en ello porque no es un estudiante que apruebe sin estudiar. Le cuesta sacar 'la tarea' principalmente porque es un equipo muy trabajador al que no le esa fácil sacar nota.

 

Le pasa por esa relación tan intermitente con el gol aunque lo solventa minimizando errores. Ambos equipos en el Municipal de Barreiro sabían de la relevancia de los tres puntos y como el equipo salmantino, el Celta B es un equipo que intenta no conceder atrás así que no sorprendieron los primeros minutos de tanteo en los que ambos se limitaron a tomar posiciones y buscaban finalizar jugadas con disparos lejanos que no creaban demasiados problemas ni a Molina ni a Iván Villar.

 

Unionistas llegaba con más profundidad cuando encontraba la banda de Navas, que fue el más incisivo en esos primeros instantes. Apuntaba a un partido con llegadas pero en el que podía faltar profundidad pero una acción lo cambió todo favoreciendo al Celta B. De la Nava agarró a Apeh en un balón colgado al área y el árbitro no dudó en señalar el punto de penalti desde donde Salvador no perdonó batiendo a Molina con un chut  a la izquierda.

 

Un borrón de esos que en esta categoría se pagan así que Unionistas le tocaba recuperar a domicilio, algo que le cuesta. Lo intentó con balones colgados al área que creaban cierto desasosiego en la defensa albiceleste aunque ningún remate llegó a ser efectivo y el problema es que atrás volvió a aparecer la versión con dudas y lo hizo ante los dos hombres más peligrosos del Celta B, que no lo desaprovecharon. 

 

Admonio se confió ante Apeh y Salvador que le birlaron el balón en una acción en la que inicialmente parecían incluso molestarse pero el africano se abrió bien y dejó franca la carrera para su compañero que se internó en el área y cruzó el disparo llevando el balón lejos de Molina al que batía por segunda vez.

 

Se complicaba mucho la situación aunque esta vez la reacción sí que fue buena porque Unionistas recortó rápidamente distancias en uno de esos balones que colgaba al área y no despejaba bien la zaga. El balón a media altura lo cazó Garrido, que no dudó y soltó una media volea cruzada que sorprendió a todos para poner el 2-1. 

 

 

Mejoraba la situación con minutos aun para llegar al descanso pero fue tiempo que ninguno de los dos equipos supo o pudo aprovechar porque el juego se embarulló con varias acciones en las que incluso hubo suerte porque el árbitro no vio un golpe de Garrido a Salvador -que exageró la caída-, y que podría haberse cobrado alguna sanción relevante para lo que restaba de encuentro.

 

Tocaba afrontar el segundo tiempo con la conciencia clara de que no se podía permitir ni un borrón más el equipo de Aguirre y eso teniendo que arriesgar porque tocaba levantar un marcador en contra. Lo que no hace nunca, o casi nunca, Unionistas es revolucionarse y afrontó esos 45 minutos con tranquilidad, buscando construir con paciencia y sorprender a un Celta que sabía por donde le podían hacer daño. 

 

Pudo hacer el 3-1 el equipo local en una acción aislada en esos primeros minutos en los que el balón y el dominio eran claros para Unionistas y en los que Unai pudo establecer el empate al cabecear un centro de De la Nava. 

 

Cuando el encuentro parecía encaminarse a un mayor dominio de Unionistas, el Celta pegó dos buenos sustos ante la portería de Molina y es que cualquier error en la zona media era penalizado con las salidas de los veloces hombres de ataque del Celta B que por suerte o no acertaban con sus remates o se encontraban con el portero de Unionistas.

 

Daba la impresión de que cualquier cosa podía pasar, aunque por su desventaja y obligado a arriesgar un poco más Unionistas caminaba más sobre el alambre. Las imprecisiones daban aire al Celta B, cuyos jugadores ya no se cortaban a la hora de dejar correr el reloj. Eso sí, también tuvo sus momentos para hacer el tercero y de hecho acumuló más llegadas peligrosas que un Unionistas que se queda en suspenso en su vuelta de Vigo. 

 

FICHA DEL PARTIDO
CELTA B:  Iván Villar, Sergio,Ros, Robert, Rai, Alende, Bermejo, Serrano, Apeh (Dani Vega, min. 75), Iván Salvador y Víctor Pastrana
UNIONISTAS:  Molina, Piojo (Blas, min. 89), Gallego, Admonio, Ayoze, Portilla, Unai. Javi Navas, Garrido (Góngora, min. 75), De la Nava (Jorge Hernández, min. 75) y Ribelles
GOLES: 1-0, min. 14, Iván Salvador, de penalti. 2-0, min. 32, Salvador. 2-1, min. 35, Garrido.
ÁRBITRO: Mateo Busquets Ferrer, del colegio balear. Amarilla a los locales Rober y a los visitantes, De la Nava, Ribelles, Admonio, Góngora, Ayoze, Portilla. 
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 29 de Liga disputado en el Municipal de Barreiro. 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: