Doctor Cruz: "Lo más tóxico que tiene un paciente con cáncer es el cáncer"

Juan Jesús Cruz, premio a la investigación del cáncer 2017 (Foto: T. Navarro)

Tras recibir el premio Castilla y León de Investigación Científica y Técnica e Innovación, el jefe del servicio de Oncología asegura que el Complejo Asistencial salmantino es referente nacional al tiempo que defiende una sanidad "del máximo nivel, hay que terminar con esa leyenda de que la quimioterapia hace daño porque no es cierto".

El oncólogo y catedrático de la Universidad de Salamanca (USAL) Juan Jesús Cruz Hernández, distinguido con el Premio Castilla y León de Investigación Científica y Técnica e Innovación 2016, ha confesado tener "una sensación de satisfacción y agradecimiento" ante la repercusión que tiene lo que hace.

 

Cuarenta y nueve años después de atender su primer paciente en el Complejo Asistencial salmantino, reconoce que la investigación ha logrado aumentar la supervivencia de los enfermos que padecen esta enfermedad. "Cuando empecé a trabajar el cáncer de mama se curaba en torno a un 40% y hoy estamos en el 90% de casos que se curan, esto es realmente importante".

 

"Pasito a pasito", así confiesa que funciona el Centro de Investigación del Cáncer en la ciudad charra. En Castilla y León y Salamanca "se hace la misma oncología que en el resto de ciudades españolas". Defiende a capa y espada los tratamientos como la quimioterapia y termina con la leyenda de que ésta acaba con los enfermos, "la quimioterapia que se da hoy en día cura y da mejor vida a los enfermos".

 

-Premio a la investigación científica 2016, ¿cómo se siente?

 

-"Es una sensación de satisfacción porque las personas donde trabajas te reconocen algo después de 49 años trabajando, tanto a mí como a la gente con la que estoy, y sobre todo, de agradecimiento a aquellos que promueven el premio". Ha agradecido a todos aquellos que "de alguna forma han facilitado nuestro progreso", tanto a las personas que le acompañan como la Universidad, el Hospital, los centros de investigación y el IBSAL, entre otros.

 

-¿Cómo funciona Salamanca a nivel investigación? ¿Cuánta gente hay detrás?

 

-"En relación al cáncer hay varios niveles. La investigación se lleva en el Centro de Investigación del Cáncer que dirige Eugenio Santos y nosotros somos un grupo dentro de toda gente que trabaja ahí. Posteriormente hemos tratado de empezar con la investigación traslacional que ha hecho mucho sobre todo en consejo genético. Y por último la investigación Clínica que trabajan con los enfermos, a estos le surgen preguntas y tratamos de resolverlas".

 

-¿En qué tipo de tumores tiene Salamanca más repercusión a nivel de investigación?

 

"En tumores de cabeza, cuello y mama. Aquí se creó el grupo nacional de tumores de cabeza y cuello, estamos dentro 40 hospitales, y coordinados con Portugal, Francia, México, Colombia y Perú, es decir o haces investigación en red o no puedes investigar, hay que coordinarse".

 

-¿Qué tipos de tratamientos nuevos hay?

 

-"Fundamentalmente nos referimos a la vía aerodigestiva superior, pero no al sistema nervioso. Uno de los grandes avances en cabeza y cuello ha sido evitar con quimioterapia que los pacientes no tuvieran que hacerle un agujero en la laringe. Con los nuevos tratamientos médicos hemos logrado que esos tumores se reduzcan, se radien y no haya que operarles. En cáncer de mama hemos logrado dar quimioterapia antes de operar, hacer el tumor más pequeño y no tener que quitarle la mama completa. No lo hemos descubierto nosotros, pero hemos estado en los primero pasos, hemos sido de los primeros que han comenzado a hacerlo a nivel nacional e internacional".

 

 

-¿Está Salamanca al nivel de las grandes ciudades en cuánto a tratamientos se refiere?

 

-"Hay que dar un mensaje de tranquilidad. En Salamanca se hace la misma oncología que en el resto de ciudades. En estos momentos hay personas que van a otros hospitales a preguntar, pero la verdad, es que hemos tenido la suerte de que han vuelto a darnos la razón. Con lo cual la práctica diaria te demuestra que lo que estamos haciendo es lo que se puede hacer. Hay veces que todos desearíamos hacer más y estar en algún ensayo más, pero en asistencia estandarizada en estos momentos podemos decir que hacemos lo mismo que en Madrid, Barcelona, Marsella o París. A lo mejor en el Vall d'hebron de Barcelona tienen algún ensayo específico muy concreto, pues sí, pero puede ocurrir al contrario también".

 

-¿Es cierto eso de que la quimioterapia te acaba matando?

 

-"Ni mucho menos. Esto de que la 'quimio' te mata es una leyenda. La toxicidad de la que se da hoy en día es limitada. Lo más tóxico que tiene un paciente con cáncer es el cáncer. Si la quimioterapia logra controlarlo va a vivir más y va a vivir mejor. Si la dan en una situación en la que el paciente ya no responde le va a sentar muy mal".

 

-¿Cree que algún día se va a encontrar la cura del cáncer?

 

-"Ya se está curando. El problema es que no se cura el cáncer global. Primero se curará el de mama, luego el de colon, luego a lo mejor el de ovario... el curar un cáncer hoy en día depende de que yo haga un diagnóstico precoz, después que se le haga una terapia local correcta y después que se haga una terapia general también correcta. Cuando yo empecé el cáncer de mama se curaba en un 40% y ahora se cura el 90%, esto es mucho. En otros tumores hemos pasado de curar el 40% como el colon a que estemos en el 60%, en el de pulmón queda mucho por avanzar. Hay que ir pasito a pasito en distintos tumores, no vamos a logralo todo a la vez".

 

-¿El nuevo hospital va a ayudar más a la curación de enfermos de cáncer?

 

-"No. La tecnología que tenemos ahora mismo es correcta y buena. Posiblemente estemos más cómodos, los pacientes podrán estar en habitaciones individuales, más amplias, pero un cambio radical en relación con los resultados no. Aquí ofrecemos una sanidad del máximo nivel”".

 

-¿Cuál es el cáncer que más afecta a los salmantinos?

 

-"Posiblemente el de pulmón en varones y el segundo el de colon, pero es que son los más frecuentes. En señoras sería el de mama, a pesar de que ya he comentado antes que se cura en un 90%, pero es que multiplica por cuatro al resto de tumores que se pueden dar".

 

-En lo que se refiere a la plantilla de la planta de oncología, ¿se ha reducido?

 

-"La plantilla se mantiene. En los dos últimos años hemos incrementando una persona y tenemos otros dos a media jornada, en total 14, más 12 residentes, más el grupo de investigación... unos 36. Sí que deberíamos aumentarla, no tanto para la asistencia si no para que todos puedan relajarse y dedicarse un poco a la investigación. Necesitaríamos dos oncólogos más para poder ir haciendo cosas".