Detenido por el presunto hurto de cerdos de la explotación en la que trabajaba

Foto: Archivo

Un hombre ha sido detenido en Turégano por el hurto de 36 cerdos, a los que sacrificaba con una maceta de albañil y vendía después a particulares. 

La Guardia Civil ha detenido al presunto autor del hurto de 36 cerdos en una explotación de la localidad segoviana de Turégano en la que trabajaba.

 

El presunto autor aprovechaba los fines de semana que le correspondía trabajar en la explotación ganadera para sustraer uno o dos cerdos, los sacrificaba y en ocasiones evisceraba, en la misma explotación.

 

Ese modo de actuar no levantó sospechas en sus primeras actuaciones, ya que los contenedores de residuos de la propia granja siempre contienen restos de estos animales.

 

El equipo de investigación ubicado en Cantalejo y perteneciente a la segunda compañía de la Guardia Civil, con sede en Sepúlveda, ha podido constatar que entre los meses de noviembre y diciembre de 2016 el ya detenido llegó a sustraer unos 36 cerdos, siempre según la contabilidad de la explotación, que después vendía a particulares que residían en una franja de unos 20 kilómetros del domicilio del detenido, en Sebúlcor.

 

El detenido hacía uso de una maceta de albañil para la matanza de los animales, "con el consiguiente sufrimiento innecesario de los animales".